Qué es y para qué sirve el agua micelar
Limpieza facial

Qué es y para qué sirve el agua micelar

Existen algunos productos que llegado un punto y aparentemente de la nada adquieren tal nivel de popularidad que en cuestión de pocos meses se les observa pasar de un simple extra a ser considerados como uno de los básicos o infaltables en el neceser tanto de quienes realmente le dan al proceso de cuidado de la piel la importancia que se merece como de quienes simplemente buscan una manera práctica de mantener su rostro en un buen estado, sin ir más allá.

Qué es y para qué sirve el agua micelar

Entre ellos, hay uno que ha comenzado en los últimos años a resaltar enormemente, al punto de que tanto expertos como aficionados ya lo han llegado a considerar una sustancia que sin duda alguna ha llegado para quedarse. Nos referimos al agua micelar, una sustancia que no tienen sus orígenes en el mundo de la belleza y el cuidado cutáneo, sino que ha conseguid en él el ambiente perfecto para adaptarse y encontrar nuevas funciones debido a las múltiples bondades que ha demostrado poseer.

Actualmente, lo podemos encontrar muy fácilmente en supermercados, tiendas de maquillaje e incluso en las tiendas de productos para el cuidado personal, donde destaca por contar con un precio accesible y una creciente ola de personas que lo usan frecuentemente. Pero aun así hoy en día existe una gran cantidad de personas que a pesar de haberlo escuchado nombrar en múltiples ocasiones no tienen conocimiento real de qué es y cuál es su utilidad, evitando por ello darle una oportunidad.

Para ellos hemos visto conveniente la necesidad de crear este artículo, donde les explicaremos de la manera más simple posible todo lo que requieren saber sobre el agua micelar, para despejar sus dudad y así comprendan lo útil, práctico y conveniente que resulta este producto con el objetivo de que tomen la iniciativa de darle una oportunidad, algo de lo que aseguramos no se arrepentirán.

¿Sabías que el agua micelar es un producto que puede ser elaborado en el hogar? Antes de comenzar con este artículo, te recomendamos tomarte unos minutos para visitar nuestro apartado especial, donde estaremos explicando Cómo hacer una agua micelar casera

Qué es en realidad la famosa agua micelar

Qué es en realidad la famosa agua micelar

Al escuchar el nombre de agua micelar pueden llegar a la mente una larga lista de cosas, y es que para quienes manejan un nivel de conocimiento promedio este título no nos dice demasiado sobre qué es esta sustancia, sino que nos da paso a permitirle a nuestra imaginación comenzar a volar. Normalmente muchos al escucharlo por primera vez tienen la idea de que este es un tipo de agua tratada de una manera especial, que causa que sea bastante diferente al agua común, pero no se imaginas mucho más allá.

La realidad va más o menos por allí, y es que el agua micelar es un tipo de compuesto acuoso que está formado por tan solo 3 ingredientes, el primero y que corresponde la mayor proporción es el agua desmineralizada o agua destilada,  un tipo de agua que ha sido tratada para no llegar a afectar el tejido de la piel ni a alterar las funciones de los otros ingredientes.

En segundo lugar encontramos el agua blanda. Esta es un líquido que se caracteriza por contar con una concentración bastante baja de magnesio y de calcio, permitiéndole no dejar ninguna clase de residuos en la piel, lo que lo hace ideal para todo tipo de productos de limpieza facial. El tercer ingrediente que lo compone es un tipo de partículas muy especiales, que llevan el nombre de micelas, siendo justamente de ellas de las que surge la denominación del producto final.

Estas micelas son un tipo de moléculas de consistencia aceitosa, las cuales están diseñadas para cumplir con dos etapas diferentes. En primer lugar, uno de sus polos cuenta con la capacidad de permanecer en la superficie de la dermis mediante el contacto con la misma, a la vez que el otro polo se encarga de atraer y retener toda clase de suciedad e impureza con la que se te tope, siendo perfecta para eliminar de la piel maquillaje, polvo, residuos de polución o incluso la contaminación propia de las ciudades.

Esto se consigue gracias a que las micelas se encuentran en una gran cantidad dentro del agua micelar, siendo que estas no se encuentran flotando en la totalidad del líquido, sino que al momento de la aplicación se ubican en la superficie del mismo, logrando ser las primeras en tener contacto con la piel, adherirse gracias a uno de sus polos y actuar gracias al otro, logrando una piel mucho más limpia que la conseguida con la simple aplicación de agua común o cualquier otra sustancia que pretenda el mismo fin.

Sus funciones en la piel

Sus funciones en la piel

En sus orígenes, el agua micelar surgió como una solución al agua contaminada de su natal Francia, ya que durante los inicios del siglo XX e incluso un poco antes existieron diversos estudios que demostraron que el agua común de este país tenía una concentración tan alta de sustancias como minerales y diversos contaminantes comunes que estaba causando daños en la piel de algunas personas cuando era usada de manera tópica.

Y es que como habrás notado en el párrafo anterior, debido a su composición, el agua micelar destaca por cumplir una muy importante labor para nuestra piel, siendo sin duda alguna la limpieza su función principal. Este producto, en los últimos años ha destacado por ser la mejor alternativa en esta área, debido a que ha ido superando y mejorando con el paso del tiempo su fórmula original, haciéndola cada vez más pura y con una mayor capacidad de eliminar la suciedad.

Puede ser usado con diversos fines, ya sea como un paso en tu rutina diaria de cuidado para eliminar las impurezas de tu piel, logrando prevenir con su uso el daño causado por la propia obstrucción de los poros como el surgimiento prematuro de arrugas o líneas de expresión, diversos tipos de acné, la formación de manchas, la perdida de brillo, o incluso la flacidez cutánea.

También con el objetivo de preparar a la piel para aplicar otra clase de sustancias, logrando conseguir un cutis libre de imperfecciones que logre absorber con mayor facilidad cualquier producto que vaya a ser aplicado después, mejorando en general la efectividad de la mayoría de los tratamientos de uso tópico en cualquier espacio de la dermis.

Pero, su uso principal y el que le ha dado mayor popularidad es la aplicación de agua micelar como una sustancia desmaquillante, ya que ha demostrado remover con gran facilidad y muy rápidamente todo rastro de productos de la piel, logrando de esta manera mejores efectos que con muchos otros desmaquillantes convencionales.

Esto logrando ayudar a quien lo usa a mantener la piel suave y tersa por más tiempo, evitando los efectos adversos que acarrea el mantener el rostro cubierto con maquillaje durante las horas de sueño, un punto que ha demostrado estar muy relacionado con la llegada prematura de diversos signos de envejecimiento a la piel.

Pero, cabe destacar que si bien, este producto cuenta con una composición bastante simple donde se incluyen pocos ingredientes activos, actualmente es perfectamente posible encontrar con una enorme cantidad de formulaciones distintas en el mercado, las cuales son diseñadas para ir un paso más allá, logrando adaptarse a otras necesidades de la piel que complementan la limpieza y la eliminación de las impurezas.

Esto se ha logrado gracias a que su composición que consta de una baja densidad de líquidos ha resultado  perfecta para que muchos laboratorios creen variaciones, agregando a ellas otro tipo de componentes que cuentan con diversos principios activos, logrando conseguir múltiples variedades pensadas en las necesidades particulares de cada tipo de piel o incluso de alguna población en particular.

En el agua micelar, como el los demás productos, el orden sí puede llegar a afectar el resultado final de la aplicación, por lo que si no tienes muy en claro cuál es la manera más adecuada de aplicar esta sustancia no te pierdas el siguiente artículo ¿Agua micelar antes o después del jabón?

Cuáles son sus beneficios

Cuáles son sus beneficios

A estas alturas de nuestro artículo, queda indudablemente claro que el agua micelar es un producto maravilloso, del cual nos podemos valer de múltiples formas para mantener nuestra dermis saludable y sobretodo lograr en ella un nivel de limpieza superior al conseguido con técnicas más convencionales, por lo que el puesto de favorito lo tiene más que merecido.

Pero es bastante posible que aún te queda alguna duda cuando piensas en sus maravillas y los posibles beneficios que su uso correcto puede traer a tu piel, por lo que para ayudarte a definir mejor sus bondades a continuación te vamos a enumerar brevemente y de una forma bastante simple algunos de sus mejores beneficios según el uso que hayas decidido darle al agua micelar.

En cuanto a la limpieza

En sus orígenes, el agua micelar nació como una sustancia cuyo único objetivo era limpiar la piel, como una especie de jabón de rápida aplicación que lograra eliminar la mayoría de las impurezas. Con el paso del tiempo esta vaga y simple idea fue poco a poco cambiando, ya que se logró descubrir que en realidad era mucho más efectivo de lo que se consideraba pudiendo servir para reducir enormemente el tiempo de limpieza facial.

Junto con estos avances, también se logró definir más a fondo tras bondades y ventajas. Entre ellas vale la pena resaltar el hecho de que otorgar una limpieza sumamente profunda, y no simplemente superficial como se consideraba al inicio, esto gracias a las ya mencionadas micelas que lo componen. Además, esta sustancia cuenta con la curiosa ventaja de ser apropiada para todo tipo de piel, incluso las sensibles, ya que no causa ninguna clase de irritación o efecto adverso asociado a alergias.

Como si esto fuera poco, el agua micelar ayuda a nivelar los niveles de pH en nuestra dermis, tonificar la piel, aumentando su resistencia y fortaleciendo los tejidos que la componen. Es tan eficaz que inclusive al ser usado de manera constante como limpiador facial en tu rutina diaria ha demostrado capacidad de hidratar la piel, aunque este punto esté bastante alejado del objetivo principal, dejando en ella una sensación de frescura y suavidad que elimina totalmente la sensación áspera que se asocia a la resequedad.

Para terminar con el punto de sus beneficios en cuanto a la limpieza facial, debemos recordar que el más importante de ellos y la causa de que muchos prefieran el agua micelar frente a otros limpiadores es el hecho que su alta efectividad logra eliminar de los poros todo tipo de impureza, permitiendo tanto que la piel respire correctamente como que cualquier sustancia que vaya a ser aplicada en la dermis actúe con más efectividad, volviendo a están sustancia bastante útil en cualquier etapa de la vida.

Cuando es usado como desmaquillante

Más arriba en nuestro artículo te mencionamos que el uso más frecuente del agua micelar es como sustancia para eliminar el maquillaje de la piel, y es que con el paso de los años, la potencia original de este producto resaltó a tal punto que comenzó a ponerse a prueba, demostrando que es efectiva para remover toda clase de maquillaje sin dejar rastro, algo que probablemente ya sabías.

Pero más allá de esta simple acción, cuando es aplicada con este fin, el agua micelar trae otros beneficios, uno de ellos es que no presenta ninguna clase de sensación aceitosa, siendo perfecto incluso para eliminar el maquillaje de las pieles con tendencia a la alta producción de sebo. Además es tan efectivo que puede sustituir a cualquier otro desmaquillante, siendo el único producto que tendrás que aplicar ara cumplir esta función.

Cuenta con una rápida aplicación, con la que es posible remover la totalidad del maquillaje incluso en espacios considerados difíciles, como los ojos o los labios, sin la necesidad de ejercer una presión excesiva que pueda causar daños a los tejidos. Sumado a ello, se absorbe rápidamente por la piel, permitiendo te utilizar de nuevo maquillaje tan solo unos instantes después de su utilización, razón por la cual es perfecto para dar retoques o corregir pequeños errores sin perder demasiado tiempo.

Según su formulación

Para terminar con este punto, no debemos dejar de resaltar las bondades y beneficios que ha traído la evolución del producto, las cuales indudablemente lo hacen llegar mucho más allá de lo que podía haber alcanzado tan solo 30 años atrás. Y es que como te mencionábamos en líneas anteriores, actualmente es posible encontrar una diversidad de formulaciones de agua micelar bastante amplia, la cual no hace sino aumentar con el paso del tiempo.

Este producto se ha ido poco a poco alejando de la básica función como limpiador o desmaquillante facial, pudiendo encontrar tanto la receta básica como diversos productos que buscan cubrir todo tipo de necesidades en la piel, y es que si tenemos en cuenta que inclusive su formulación simple ha llegado al punto de ser efectiva para combatir y retrasar la formación de arrugas, las expectativas con este producto pueden ser realmente altas.

En general, dependiendo su formulación se puede considerar factores como un aumento significativo del poder de humectación, en el caso del micelar con nutrientes o del gel micelar, los cuales se caracterizan por nutrir las células al punto de aumentar tanto los niveles de colágeno como de elastina presentes en la dermis.

Debemos tener en cuenta que en general el agua micelar es apta para todo tipo de piel, pero sumado a esto, y junto a la descrita en párrafo anterior que cuenta con mayor efectividad en pieles resecas, también es posible encontrar formulaciones especiales para piel grasa o incluso mixta, las cuales cuentan con ingredientes especialmente pensados para tratar y prevenir los problemas más comunes que se asocian a ellas.

Como por ejemplo el acné y el exceso de brillo en las pieles grasas o incluso la producción excesiva de sebo, algo que se ve acompañado con una limpieza incluso más profunda que en la fórmula original. En el caso de las pieles mixtas, este producto puede ayudar a nivelar la diferencia de textura y apariencia en las mismas, mejorando su apariencia en general y actuando con tanto con una alta humectación como con una fuerza de limpieza digna de tener en cuenta para tu piel.

Para terminar, debemos mencionar que la amplia variedad de formulaciones diseñadas por marcas comerciales ha dado incluso paso al surgimiento de recetas caceras. Y es que con los ingredientes adecuados y la instrucción y conocimientos necesarios es posible elaborar en casa todo tipo de recetas de este producto, un punto que da gran alegría a los fanáticos de la cosmética casera o quienes prefieren dejar de lado los productos comerciales para su piel.

Solo deberán tener en cuenta que si bien un agua micelar casera es posible, su elaboración no requiere tan pocos conocimientos como otros preparados cosméticos hechos en casa, siendo no solo opcional sino que prácticamente obligatoria la utilización de elementos de producción y síntesis profesional, así como de base molecular e incluso algunos químicos.

Si has llegado hasta este punto y quieres continuar aprendiendo un poco más sobre esta maravillosa sustancia, te sugerimos que te tomes un momento para visitar el siguiente link Cómo usar el agua micelar: 8 formas diferentes

Es un producto increíble que cuenta con una larga lista de beneficios que van más allá de los antes mencionados, por lo que si aún no has dado el paso y no has incluido a esta sustancia en tu vida te invitamos a que lo hagas, y así logres descubrir por ti misma que realmente es mucho más de lo que aparenta.

Comentarios desactivados en Qué es y para qué sirve el agua micelar