Todo sobre el colágeno para la piel
Cremas hidratantes,  General

Todo sobre el colágeno para la piel

Casi con seguridad, podríamos afirmar que alguna vez en tu vida has escuchado hablar de todas las maravillas que te puede regalar esta sustancia tanto para el organismo en general como para tu piel. O quizá simplemente te ha extrañado verla últimamente tan presente en comerciales de productos cosméticos y cuidado personal pero aún no entiendes a qué se debe esta aparente revolución o descubrimiento casi milagroso.

Todo sobre el colágeno para la piel

Cuando escuchas la palabra colágeno, a tu mente pueden llegar una gran cantidad de productos, los cuales van desde medicamentos como pastillas, suplementos alimenticios o multivitamínicos recomendados para tu vida diaria. Además de ellos, también y más frecuentemente aún, puedes imaginar cremas faciales, productos para la piel, sérum o cualquier clase de tratamiento antiedad, algo que te hace nacer la duda de si una sustancia para la salud o la estética.

Lo que sí indudablemente queda entredicho es que cuando hablamos de este, nos referimos a una sustancia que trae beneficios o resultados positivos para nuestro cuerpo. Haciendo que muchos sientan la curiosidad de indagar un poco más en el tema, buscando resolver las diversas dudas que pueda estar teniendo sobre qué es en realidad, de donde proviene y más importante aún cuál es la verdadera utilidad que tiene esta molécula en la piel.

Es por eso que para ayudarte a resolver todas y cada una de las dudas más comunes que acompañan a esta sustancia, y que puedas tener en claro si se trata de una sustancia que realmente debes aplicar para tu piel hemos creado este artículo. En el cual te llevaremos más allá de los simples mitos, explicándote cual es el verdadero papel que esta proteína juega en tu vida.

Es una sustancia que puede provenir de diversas fuentes, y a la que puedes sacar provecho de varias maneras. Para entender mejor a qué nos referimos te invitamos a tomarte un momento y dar clic en el siguiente link: Descubre los beneficios del colágeno marino

Qué es exactamente el colágeno

Qué es exactamente el colágeno

Escuchar nombrarlo no nos dice mucho sobre qué es esta sustancia, por lo que sin duda esta pregunta representa el punto de partida para lograr entender la función que cumple y su importancia para la piel. Este tipo de fibra protéica realmente no es algo que resulte extraño para nuestro cuerpo, sino más bien algo que se encuentra naturalmente en el mismo.

Es en realidad una proteína natural, que posee una gran importancia, hasta el punto de ser considerada como una de las proteínas esenciales del cuerpo humano. Está presente con nosotros desde antes de nuestro nacimiento y posee gran influencia en diversas áreas de nuestro organismo, incluso más de las que la mayoría suele creer.

Se encuentra presente en los tejidos y otras áreas, como los huesos, cartílagos, tendones, ligamentos, articulaciones y en mayor abundancia en la piel, uñas y el cabello. En todos ellos cumple funciones relacionadas con la flexibilidad, elasticidad, resistencia a la presión y firmeza, haciendo que sea un punto clave en diversos aspectos de nuestra vida.

Esto debido a que, si nuestro cuerpo no tiene la cantidad suficiente de colágeno en su interior y en las áreas donde cuenta con gran importancia, se afecta poco a poco la eficiencia de estas zonas. Puedes apreciar como cada una de estas áreas pierde elasticidad y fuerza, siendo una de las causas principales de la llegada de muchos de los signos propios del envejecimiento

Existen distintos tipos de ella, los cuales actúan en nuestra piel y organismo de diferentes maneras. Para entender cuál es el más utilizan los expertos, el cual forma parte de la mayoría de productos de belleza consulta: Qué es el colágeno hidrolizado y cuáles son sus beneficios

Por qué es importante consumirlo y desde cuándo debes hacerlo

Por qué es importante consumirlo y desde cuándo debes hacerlo

Como ya te indicamos es una de las proteínas más importantes de tu cuerpo, al punto que se ha demostrado que representa cerca del 25% del total proteico de nuestro organismo. El problema es que a pesar de ello, no se trata de una sustancia que tenga una presencia y niveles constantes a lo largo de toda la vida.

Desde tu nacimiento hasta aproximadamente a los 25 años, tu cuerpo produce todo la fibra protéica que requiere para mantenerse en óptimas condiciones. Pero después de allí las cosas comienzan a cambiar un poco. Llegado a este punto, tu organismo comienza a presentar ciertos cambios, y comienza la disminución de la producción de algunas sustancias como la elastina o el tan importante colágeno.

Este proceso no lo comienzas a notar de inmediato, sino que tarda unos 10 o 15 años en volverse realmente alarmante. Antes de ese punto, aún conservabas gran parte de tu producción natural, pero a los 40, la misma se ha reducido hasta casi la mitad. Esto es lo que comienza a generar el deterioro de tu cuerpo que te lleva a la vejez, algo que puedes apreciar en tus músculos y huesos pero principalmente en la piel.

Este órgano externo es sin duda el más afectado, y donde las consecuencias son mucho más notorias. A los 40 comienzas a ver surgir las primeras arrugas moderadas, aparecen las patas de gallo, el cuello y escote comienzan poco a poco a presentar flacidez y áreas como los brazos y piernas empiezan a tener piel colgante.

Justamente esta es la razón por la que después de llegar a cierta edad se vuelve necesario comenzar a buscar la importante proteína de colágeno por otras fuentes. Adquirirlo de manera externa te ayuda a retrasar la llegada de todos estos problemas e imperfecciones, haciendo que tu piel luzca más joven a comparación de como estaría si no obtuviera ayuda extra

En cuanto a la edad para comenzar, esto puede variar un poco dependiendo de a quién le preguntes. En general, todos los expertos y dermatólogos están de acuerdo que cuanto antes mejor, ya que es más fácil prevenir el deterioro desde mucho antes de que comience a surgir.

La edad ideal depende de cada quien, pero si quieres llegar a los 40 o 45 con la piel perfecta, te aconsejamos comenzar a buscar cómo obtener proteína extra de manera externa desde un punto entre tus 25 y 30 años.

Pero si ya has superado esta edad, no debes preocuparte ni mucho menos sentirte resignado. Simplemente comienza lo antes posible y acompaña esta ingesta extra con el cuidado adecuado tanto de tu piel como de tu alimentación.

Una alimentación variada es base esencial para mantener tu cuerpo en forma, incluso cuando tus objetivos son obtener la mayor cantidad posible de algo en particular. Si planeas apoyarte de tu alimentación para mantener estables tus niveles de este consulta Alimentos ricos en colágeno

Beneficios del consumo de colágeno para la piel

Beneficios del consumo de colágeno para la piel

Al estar ligado directamente con la apariencia y salud de la piel, consumir fibra portéica una vez el cuerpo ha comenzado a dejar de producirlo naturalmente no debe ser para nada extraño. Este como te indicamos está muy relacionado al proceso de envejecimiento, al punto de ser una de las causas principales de los primeros pasos en esta área.

Consumir esta proteína o usarla sobre tu piel de forma frecuente puede traer una larga lista de beneficios que van mucho más allá de simplemente ayudarte a preservar los niveles más óptimos posibles, y que pueden llegar a servirte de motivación para darle una oportunidad si hasta ahora no lo has terminado de considerar. Entre estos encontramos los siguientes:

Mejora la resistencia de la piel a daños externos

Esta sustancia está asociada a la fuerza de la dermis y su capacidad de soportar los embates no solo del tiempo sino del clima y la atmósfera. La lluvia y el polvo, pero sobre todo la exposición prolongada a la luz solar son tres puntos que pueden deteriorar rápidamente a tu piel, principalmente si esta no se encuentra del todo protegida, siendo la razón por la que se aconseja el lavado diario y el uso de protector solar.

Pero aunque algunos no lo crean, la proteína más importante del cuerpo también juega un papel clave en todo esto. Una piel con deficiencia de colágeno se vuelve delgada y débil, por lo que es más fácil de penetrar por la luz y los microorganismos, causando la formación de acné, el surgimiento del llamado fotoenvejecimiento y el aumento de la probabilidad de padecer ciertas enfermedades incluyendo cáncer de piel.

Consumir esta sustancia aumenta la resistencia de este órgano y por consiguiente disminuye todos los riesgos asociados a tener una piel frágil.

Mantiene la piel hidratada

Esta sustancia puede llegar a contribuir al buen estado de tu piel de muchas maneras, una muy importante es el hecho de ayudar a preservar la dermis perfectamente hidratada y humectada. Haciendo que el agua obtenida ya sea por consumo, al momento de tomar una ducha o mediante cremas se mantenga en tu piel por mucho más tiempo que antes.

Algunas personas restan importancia a este punto, debido a que no comprenden que la hidratación es el tema más importante cuando hablamos de la salud de la piel. De esta depende todo lo demás, por lo que cualquier ayuda extra que puedas recibir para mejorarla, por pequeña que pueda parecer debería ser muy bien recibida ya que te ayudará a tener la piel suave y hermosa que deseas.

Disminuye el tiempo de curación de las heridas

Otra interesante ventaja que tiene el consumo de esta sustancia va ligada a su relación con la estructura y forma de los tejidos. Esta juega un papel en la capacidad de recuperación de la piel frente a daños como cortaduras, raspones y demás, igual que frente a la resistencia que este órgano posee contra lo que podría causar esta clase de lesiones.

Si consumes suplementos de colágeno, alimentos ricos en esta sustancia o cremas que lo contengan estás fortaleciendo a tu piel frente para que al momento de futuras lesiones pueda regenerarse de una forma más efectiva. Y si ya cuentas con una lesión, el consumo de productos que contengan proteína podrá actuar como un acelerador, generando que tu piel vuelva a la normalidad lo más pronto posible.

Esto también es de gran utilidad para deportistas, ya que no solo funciona para lesiones externas sino que también para heridas internas en zonas como músculos, ligamentos y tendones, algo muy llamativo y que sin duda vas a tener en cuenta cuando sea necesario.

Ayuda a cicatrizar la piel

Esto es un punto que va muy ligado con el anterior y funciona tanto con lesiones nuevas como en los casos que tengas cicatrices antiguas de cualquier origen. Esta sustancia y su relación con la regeneración es uno de los puntos más llamativos que la acompañan, ya que puede tener repercusión tanto en la salud como en la estética.

Es probable que alguna vez hayas notado como los niños pequeños tienen una excelente capacidad de cicatrización, las heridas sanan rápido y a pesar de dejar marca está con el tiempo parece borrarse como por arte de magia, algo que a la edad adulta no pasa. Esto es gracias entre otras cosas al colágeno, ya que los pequeños aún producen cantidades muy elevadas de esta sustancia, y su piel lo demuestra regenerándose muy rápidamente y borrando cualquier marca.

Consumir frecuentemente está importante proteína y aplicarla en la zona de interés te devuelve parte de esa habilidad. Una opción ideal para todas las cicatrices, incluyendo las tan temidas estrías, las cuales pueden si bien no eliminarse totalmente, si lograr atenuarse un poco con el uso constante.

Previene la formación de arrugas prematuras

Una preocupación de muchas personas jóvenes, principalmente mujeres, que apenas están comenzando a notar los primeros signos de la falta de esta sustancia, es el hecho de que podrían comenzar a surgir arrugas en la piel. Estas marcas aparecen de manera prematura por varias razones, como por ejemplo el llevar una alimentación inadecuada, exponerse demasiado al sol o practicar malos hábitos muy frecuentemente, dónde destacan los vicios y el mal dormir.

Aunque muchas veces el envejecimiento prematuro no es generado por la ausencia de proteínas en la piel o el organismo, el consumirlas o aplicarlas puede ser de gran utilidad, ya que cargas a tu dermis de una perfecta capa de protección extra que ayuda a luchar contra las imperfecciones desde distintos ángulos.

En este punto puedes apreciar las consecuencias positivas de varios de los beneficios de esta sustancia, siendo una de las principales razones por las que muchas mujeres y algunos hombres dan el paso de comenzar a utilizar productos que la contengan lo más pronto posible.

Combatir la flacidez y reducir las celulitis

Las celulitis son de los problemas de la piel más odiados, se les considera enemigas juradas de las mujeres ya que es a ellas a quien más suelen afectar. Algunos creen que para eliminarlas solo hay un camino, una dieta estricta y mucho ejercicio, y aunque esto es bastante cierto, hay otras cosas que pueden ser de gran ayuda.

La relación entre la firmeza de la piel y la proteína presente en la misma es algo ya bastante claro y conocido, pero lo que muchos no saben es hasta qué punto este te puede servir. Se ha demostrado que la aplicación directa de proteínas en la zona afectada, en conjunto con su consumo sea en alimentos o suplementos puede ayudar a acelerar la desaparición de las celulitis y reafirmar el espacio donde se encontraban.

En el caso de que no padezcas de estas marcas, este punto también es de gran interés, ya que lo que da la acción es el hecho de que esta sustancia tiene la capacidad de crear un efecto lifting natural. Con el que la piel en poco tiempo se torna mucho más firme.

Esto es útil de igual forma en tu cutis, cuello y escote, en los casos que has comenzado a notar como poco a poco la piel comienza a descolgar. Solo aplica diariamente una crema reafirmante que incluye colágeno o la versión hidrolizada entre sus ingredientes y en pocas semanas vas a notar una enorme diferencia.

Reducir la formación y presencia del acné

El acné es un problema que suele estar mucho más relacionado con la adolescencia, pero que en realidad puede aparecer sobre tu rostro en cualquier punto de tu vida. Es muy común en pieles grasas y en mujeres que han entrado en la etapa de la menopausia, por lo que cada vez es posible encontrar más cremas, medicamentos y ungüentos que prometen eliminarlo de forma definitiva.

Estos son sumamente efectivos, y sin duda lo mejor a lo que puedes recurrir en esta área, principalmente si se refiere a un tratamiento ordenado por un médico o dermatólogo que busca resolver el problema específico que cuenta tu piel. Pero esto no significa que de forma opcional puedas acudir a la ayuda de otras pequeñas soluciones que faciliten el trabajo.

La estructura de tus tejidos y la fuerza de tu piel también están relacionadas con la facilidad en la que el acné aparece y genera lesiones visibles. Por lo que mejorar estas dos áreas termina causando que seas un poco menos propenso a sufrir de este problema.

Además, la mejora en la cicatrización y la reducción del tiempo de curación de las heridas puede ser lo más útil que aporta esta sustancia. Porque como bien sabes, el acné es un tipo de lesión, y por ende debe ser tratada y curada, algo que normalmente lleva tiempo y se presta al empeoramiento de los síntomas.

Al pasar los años, los niveles en tu organismo comienzan a descender, trayendo consigo algunas consecuencias, es por eso que para descubrir la forma de retrasar este efecto te invitamos a leer Cómo aumentar los niveles de colágeno

Comentarios desactivados en Todo sobre el colágeno para la piel