Cómo hacer un desmaquillante casero
Limpieza facial

Cómo hacer un desmaquillante casero

Una de las mayores dificultades sobre quitar el maquillaje de nuestro cutis, es encontrar algún producto digno de ser adquirido, pues debe cumplir una gran cantidad de factores para que lo prefiramos sobre muchos otros. Uno de los más importantes, es que se adapte a nuestro tipo de piel, mientras que otro, es el simple hecho de que no contenga ningún químico, alérgeno, elementos abrasivos y demás.

Cómo hacer un desmaquillante casero

Aunque la medicina cosmética se encarga de ofrecernos elementos optimizados, cuya aplicación no solo debe ser apta para la dermis, sino que además debe cumplir con decenas de parámetros para salir al mercado, vigilados siempre por organizaciones y especialistas. Aun así, lo cierto es que muchos consumidores prefieren recurrir a recetas sencillas y elaboradas en casa, o métodos más comunes y típicos, que nos ayuden en la remoción de los embellecedores sin ningún riesgo, utilizando materiales conocidos y naturales.

Aunque al hablar de preparar métodos caseros, muchos se imaginan una lista de recetas o elaboraciones complejas que utilizan productos naturales como base, lo cierto es que muchos de ellos funcionan perfectamente como ingrediente único, como veremos a continuación. Esto significa que, con solo aplicarlos, podremos ver los resultados, aunque es muy cierto que combinarlos entre sí de forma correcta puede llevar a potenciar su tarea.

Puede que conozcas de la aplicación del maquillaje, pero si tienes dudas acerca de cómo retirarlo correctamente, es probable que quieras leer Cómo desmaquillar la piel correctamente

Productos naturales capaces de remover el maquillaje

Productos naturales capaces de remover el maquillaje

Aunque algunos son ideales y tan precisos como hemos descrito, otros pueden traer ciertos inconvenientes en cuanto a su aplicación, mientras que también están los que, aun siendo buenos en la remoción del maquillaje, brillan dentro de las recetas propiamente dichas. Sea cual sea el caso, conocer cada uno es esencial para saber cuáles utilizar, especialmente teniendo en cuenta que muchos son propicios para un tipo de piel en específico, algo que siempre debemos tener en cuenta.

No podemos olvidar que, ya que se trata de elementos de uso sencillo, que podemos adquirir fácilmente y utilizar nosotros mismos, desde la comodidad de nuestro hogar, todos los ingredientes mencionados son de origen cien por ciento natural, aunque algunos requieren un cierto proceso de extracción y optimización, que no implica que deban ser mezclados con químicos, irritantes, alcoholes o cualquier otra sustancia sintética.

Hamamelis

Aunque esta planta es poso conocida para muchos, los que se mantienen al tanto de los adelantos cosméticos, saben que los especialistas la utilizan para una gran cantidad de productos, pues posee ciertas propiedades hidratantes, limpiadoras, nutrientes e incluso antibacteriales. Se trata de una familia de 4 especies de árboles, que por su tamaño reducido, se pueden describir como arbustos, con hojas pequeñas, verdes y flores de colores.

Para aprender a remover el maquillaje del contorno de ojos, te recomendamos leer Cómo desmaquillarte los ojos correctamente

Se popularidad actualmente es tal, que se han diseñado genéticamente algunos híbridos de cultivo, aunque son las cuatro especies principales las que poseen las características y activos que pueden funcionar perfectamente para limpiar la dermis, remover maquillaje y apoyar la hidratación. Se pueden encontrar en viveros y herbolarios, ya que no solo se considera una planta cosmética sino que también es un arbusto ornamental, así que puede ser cultivado en el jardín.

Aceite de oliva

Aunque es común encontrarlo en la alacena de la cocina, ya que se trata de un producto gastronómico, este oleo es uno de los más populares como artículo de cosmética natural, ya que posee un gran valor para la nutrición tópica, mientras que es capaz de limpiar, remover impurezas y disolver muchos elementos adheridos a la piel, facilitando su desprendimiento y posterior remoción de forma realmente sencilla.

Aceite de coco

Aunque también se trata de un óleo natural, de carácter portador por su concentración suave y, por ende, agradable y delicado con el tejido superficial sensible, se sabe que posee una densidad molecular bastante elevada, por lo que, aparte de retirar cualquier tipo de embellecedor, sea en polvo, crema o pintura, también puede obstruir los poros, por lo que, a pesar de ser uno de los más eficaces en este trabajo, no se recomienda su uso independiente sin lavar muy bien el rostro posteriormente.

Existe un solo ingrediente natural capaz de remover el embellecedor del rostro o cualquier otra parte. Si no lo conoces, te lo presentamos en el siguiente artículo: Aceite de coco para desmaquillar

Yogurt y leche

Ambos se consideran parte de los mejores aclarantes tópicos que nos ofrece la naturaleza, pero debemos tener en cuenta que, gracias a sus contenidos ricos en proteína y ácido láctico, estas sustancias pueden disolver los residuos adheridos al rostro, especialmente si se calientan un poco antes de su aplicación. Sin embargo, mientras que la leche es buena para la dermis normal, el yogurt actúa de maravilla contra el sebo de aquellas tipo grasas.

Aceite de almendras

Otro de los oleos de esta lista, pues muchos aceites sean portadores o en este caso, esenciales, gracias a su textura son capaces de disolver el maquillaje y desprender el mismo de la dermis. En este caso, aunque la potencia es inferior que el de coco o el de oliva, se contrapone directamente con el resto de los beneficios que ofrece, por lo que es mejor en combinación de otros componentes en alguna receta como las que veremos más adelante.

Manzanilla

Ya sea si adquirimos un macerado de esta planta, o si utilizamos el té o las bolsitas que sobran tras preparar la bebida, lo cierto es que las fibras naturales y los minerales, así como otros miembros de los componentes de la flor, funcionan perfectamente para nuestro cometido, especialmente en el área del contorno de ojos, donde buscamos remover varios tipos de embellecedores, como rímel (pestañina), delineador y sombra, que suele ser un polvo no soluble.

Si buscas algunas alternativas de limpieza facial que no contengas químicos ni conservantes desconocidos, te recomendamos leer sobre Desmaquillante natural

Aloe vera

Tal como en el caso del Hamamelis, se trata de una de las plantas más populares, si no la que más, en cuanto a sus beneficios para la dermis, aunque las propiedades de la también llamada sábila son mucho más variadas que en el caso anterior. Aun así, como posee hidratantes y una cantidad abundante de agua en su gel, que es de textura densa, funciona mejor que el líquido común para eliminar impurezas y residuos del cutis y otras partes del cuerpo.

Aceite de argán

Ya hablamos de la capacidad tan problemática, considerada un efecto secundario, de obstruir los poros, lo que se considera un elemento comedogénico o productor de comedones (espinillas y puntos negros). Sin embargo, la efectividad de este óleo frente al sebo y las impurezas de los cutis grasos, sus propiedades antibacteriales y su capacidad limpiadora, lo hacen un elemento a tener en cuenta en preparaciones más elaboradas.

Manteca de cacao

Un producto bastante más espeso que los óleos cuya explicación hemos conocido anteriormente, se trata de un concentrado obtenido tras procesar el fruto duro y sólido del cacao, que básicamente es un aceite con un mayor grado de pureza, lo que lo vuelve sumamente espeso. Se sabe que es ideal para proteger la piel, pero debido a su textura, también se presenta como un elemento muy potente para remover los maquillajes a base de pintura o líquido.

Ya sea que lo llames rímel o pestañina, se trata de un producto difícil de retirar, por ello, te mostramos en el siguiente artículo Cómo desmaquillar las pestañas

Avena en hojuelas

Aunque suena un poco extraño el uso de avena, ya que estamos hablando de un cereal sólido que no se puede aplicar sobre la piel, se trata de una mezcla densa que debemos preparar al integrarla con un poco de agua y machacar hasta formar una pasta homogénea (que mantenga una textura densa), ideal para tratar dermis tipo grasa, retirar maquillaje oscuro e incluso exfoliar la piel, por lo que en esta lista, es el mejor ingrediente para otorgar una limpieza de los poros profunda y significativa.

Vaselina

Por sí misma, la vaselina se conoce como uno de los lubricantes y protectores dérmicos más famosos, creada del procesamiento y la purificación de petróleo, un hidrocarburo al que se le retiran todas las toxinas de su composición. Se diseñó con la tarea de eliminar y mantener alejadas las impurezas de heridas o lesiones en la piel, por lo que no es de extrañar que funcione tan bien contra el maquillaje, sobre todo en zonas delicadas como los labios y el contorno de ojos.

Aunque podemos utilizar este aceite en el contorno de ojos, lo mejor es aplicar una combinación más adecuada. Por ello, te recomendamos visitar Remedios caseros para desmaquillar los ojos

Las mejores recetas para potenciar la limpieza facial

Las mejores recetas para potenciar la limpieza facial

Si bien la mayoría de los elementos antes conocidos se pueden aplicar por sí mismos, logrando resultados bastante aceptables, si no es que completos, lo cierto es que en muchas ocasiones requerimos del uso posterior de agua y jabón neutro para eliminar todo rastro de residuo. Esto siempre es recomendable, aunque también es un paso que podemos facilitar si potenciamos nuestro desmaquillante de manera correcta.

Para lograrlo, debemos tomar aquellos ingredientes que armonicen entre sí, especialmente debido a su efectividad para un tipo de piel, como es el caso del yogurt junto a la avena, por ejemplo, que son muy buenos para retirar el sebo. Por ello, ahora presentamos algunas recetas que, al juntar varios de los anteriores, incorporando otros componentes que no están en la lista, por no ser capaces de desmaquillar por sí mismos, darán una solución mucho más óptima para el problema de la limpieza facial.

Una parte del rostro que debes cuidar con mucha atención es el contorno de los ojos, por lo que quizá quieras aprender aquí sobre Cómo hacer un desmaquillante de ojos casero

Fórmula sencilla para cutis normal o neutro

  • 20 ml de leche.
  • El jugo de medio limón.
  • Una cucharada de miel de abeja pura.

Fácil, rápida y sencilla, tanto de elaborar como de aplicar y utilizar, se trata de una mezcla que, con solo tres ingredientes, ofrece una remoción casi total de cualquier tipo de maquillaje, incluyendo el waterproof o a prueba de agua, aunque en este caso solo funciona para comenzar a desprenderlo. Debemos tener en cuenta que la combinación de leche y cítrico no se debe conservar, por lo que debemos utilizar toda la sustancia o desechar lo sobrante.

Para desmaquillar pieles secas

  • Una cucharada de gel de aloe vera.
  • 5 gotas de aceite de rosa mosqueta.
  • 4 gotas de aceite de coco.
  • 5 gotas de extracto de Hamamelis.

Aunque se puede utilizar el macerado de Hamamelis puro para desmaquillar, como vimos al inicio del apartado anterior, también podemos conseguir un extracto más concentrado en algunas tiendas naturistas o de cosmética, por sus propiedades esenciales y los beneficios que ofrece. En este caso, buscamos una fórmula que no sea tan oleosa, ayude a hidratar y sobre todo, que no produzca aspereza al frotarla sobre la dermis seca, que suele ser algo delicada.

¿Conoces la diferencia entre limpiar el rostro y remover el maquillaje? Si tienes dudas sobre esto, es porque no has leído ¿Limpiar y desmaquillar es lo mismo?

Aliviando la resequedad

  • 10 ml de jugo de aloe vera (gel licuado).
  • 5 gr de manteca de cacao.
  • 5 gotas de aceite de coco.
  • 3 gotas de extracto de pepino.
  • 10 ml de té de manzanilla.

Cuando ya no se trata de prevenir la resequedad sino de tratarla, la fórmula anterior se vuelve muy poco eficiente, por lo que podemos tomarla como base y potenciarla, gracias a la manzanilla y el extracto de pepino, dos de los mejores hidratantes de la naturaleza. Del mismo modo, el uso de la sábila previamente licuada, asegura que aunque se pierdan algunas propiedades, aún conserve su gran cantidad de agua.

Si la mezcla nos resulta demasiado líquida, se puede añadir un poco más de manteca de cacao, siempre que se mezcle a consciencia para que la textura sea uniforme, por lo que la misma se debe agregar en su estado espeso, sin derretirla previamente, lo que garantiza que se pueda esparcir por la dermis con mayor facilidad. Si preferimos una densidad más oleosa, antes de añadir la manteca debemos calentarla a baño maría, para que se derrita se vuelva aceitosa.

Retirar maquillaje y exceso de sebo

  • Una cucharada de yogurt natural.
  • 5 gotas de aceite esencial de argán.
  • 10 ml de aceite de oliva.
  • Media cucharada de bicarbonato de sodio.
  • 2 gotas de aceite de almendras.

Todo lo que hacemos para cuidar nuestra dermis cuenta, por lo que si deseas aprender a mantener su belleza y salud, te invitamos a leer Cómo tener una piel limpia y sana

El problema de aplicar demasiado maquillaje, es que no permitimos que la dermis transpire correctamente, lo que atrapa el sudor en los folículos pilosos y causa que las glándulas sebáceas produzcan, de manera natural, mucho más de esa sustancia semi aceitosa tan desagradable que aparece en nuestro cutis. Esto hace que el embellecedor se adhiera con más fuerza al tejido, dificultando un poco más su remoción.

Para poder combatir dicho problema, no solo debemos combinar algunos de los ingredientes más potentes, como el argán, el aceite de almendras y el yogurt, sino que debemos asegurarnos de ayudar en la limpieza de los poros, para evitar que los mismos compuestos de la mezcla los taponen, mientras retiramos todas las obstrucciones. Para ello, nos apoyamos del bicarbonato de sodio como elemento exfoliante, que penetra en los folículos y los libera.

Limpieza de las dermis grasas

  • Una cucharada de yogurt natural.
  • Una cucharada de gel de aloe vera.
  • 5 ml de té de manzanilla.
  • Media cucharada de pasta de avena (preparación explicada en el apartado de la avena en hojuelas).
  • 5 gr de vaselina para espesar.

Cuando hablamos del cutis tipo graso, parece un poco obvio que no podemos tratarlo con ninguna sustancia oleosa, por lo que los aceites esenciales quedan descartados a menos que el sebo se una con el maquillaje, como vimos en el caso anterior. En esta ocasión, para prevenir la formación de esa grasa en la piel, nos valemos de la avena como exfoliante suave, mientras que añadimos un poco de vaselina, que potenciará su eficacia.

¿Sabes acerca de los productos aprueba de agua? Si deseas aprender a removerlos, te recomendamos leer ¿Cómo quitar el Maquillaje Waterproof?

Remoción de maquillaje delicado

  • Una cucharada de Hamamelis.
  • Una cucharada de vaselina.
  • 5 gotas de aceite de oliva.
  • 5 gotas de extracto de aloe vera.

Tan sencillo y fácil como en el primer caso, existe una fórmula que es mucho menos concentrada que el resto, sin contenidos demasiado oleosos que debamos retirar luego con agua y jabón, ni elementos exfoliantes que sean un poco abrasivos. En este caso, también evitamos elementos que sean muy líquidos, pues estos se absorben con mayor velocidad y pueden alterar un poco la estructura dérmica, lo que suele ser esencial para su cuidado excepto en un caso específico.

Se trata de la remoción de maquillaje en el cutis delicado, cuando la piel es tan sensible que suele sufrir de enrojecimiento, sensación de ardor, marcas de presión, irritación e incluso micro abrasiones con cualquier tipo de roce, incluso el que hacemos con un disco de algodón al aplicar el desmaquillante. Aunque no es tan común, hay personas que poseen de esta clase dérmica que, aunque no es ningún tipo de afección o problema, siempre representa una complicación al momento de cuidarla.

Como todo material cosmético, existen diferentes variantes con particularidades únicas. Si quieres conocer sobre ellas, te invitamos a leer Tipos de productos que existen para desmaquillar

Comentarios desactivados en Cómo hacer un desmaquillante casero