10 formas efectivas de hidratar la piel de forma natural
General

10 formas efectivas de hidratar la piel de forma natural

El problema de mantener nuestro cuerpo sano, es que a veces olvidamos que se requiere de una gran cantidad de detalles. Por ejemplo, el ejercicio y la actividad física son esenciales para el organismo, aunque son pocas las personas que dedican la debida atención a este esfuerzo. Lo más importante, es que está especie de norma no solo se cumple de manera general, sino en casi cada aspecto de la máquina del cuerpo.

10 formas efectivas de hidratar la piel de forma natural

El caso de la piel es uno de los más particulares, razón por la cual existen algunos estudios, tópicos o incluso ciencias que se dedican plenamente a su atención. Ya no hablamos de la dermatología y su apoyo contra las afecciones dérmicas, sino a las vertientes que se enfoca en la prevención de la perdida de salud de la piel, las conocidas como estética y cosmética. Es necesario, eso sí, reconocer que estas no son las ciencias superficiales que muchos creen.

Su finalidad no es solo la belleza y la producción de maquillaje, cremas y otras sustancias para disimular imperfecciones, así como las adecuadas para combatirlas, sino también aquellas que ayudan a la dermis en su desarrollo. En este caso concreto, por ejemplo, nos referimos a la hidratación, la acción necesaria de mantener los niveles óptimos de humedad, para poder nutrir la piel y mantenerla en perfecto estado.

Sin embargo, con tantas recomendaciones que podemos encontrar para lograr esto, esas que se basan en el uso de elementos naturales, como plantas, aceites e incluso alimentos, utilizados de forma tópica, tienen un lugar especial en la rutina de muchas personas. Por ello queremos dedicar esta ocasión para hablar de las 10 formas más efectivas de humectar la dermis, sin perder de vista la importancia de realizar esta actividad de forma rutinaria.

Para no tener que recurrir a cremas y sérum que pueden resultar un poco costosos, puedes cuidar de la dermis aprendiendo en el siguiente artículo Cómo hacer una crema hidratante casera

Lo necesario para la hidratación corporal

Lo necesario para la hidratación corporal

El hecho que puede confundir a muchas personas, es esa idea de que con solo tomar un baño, dejando caer una buena cantidad de agua sobre nuestro cuerpo, conseguiremos que la piel absorba y retenga todo el líquido necesario. El problema es que esto no es cierto, ya que aunque el agua es la base de la humectación, casi nunca es suficiente, en especial cuál sufrimos de alteraciones típicas como resequedad, sensibilidad y muchas más.

Otro problema a tener en cuenta es el hecho de que, en muchos casos, el tejido superficial sufre de daños al contacto con el agua común, ya que hay personas que tienden a padecer molestias y aumentos de la sensibilidad, e incluso irritación y enrojecimiento. Esto tiene mucho que ver con el pH de la piel y su interacción con el agua, por lo que, en zonas delicadas como el rostro, deben utilizar sustancias como hidrosol.

El por que debemos hidratar la dermis es una pregunta muy común, pero que se puede contestar con relativa facilidad. Solo hace falta realizar una comparación entre este órgano y el resto del cuerpo; por ejemplo, si debemos beber agua para no sufrir deshidratación, no es de extrañarse que esto sea válido para cada parte del organismo. De hecho, tenemos una capa dérmica conocida como hipodermis, encargada de la retención y acumulación de estos líquidos.

Pero como simplemente rociar agua no es suficiente, debemos suplir esta necesidad mediante sustancias estéticas que, como mencionamos anteriormente, se han desarrollado para este fin. Esto quiere decir que, aunque en su mayoría utilizan agua como ingrediente base, el resto de sus componentes son los que realmente brillan y protagonizan la acción humectante que realizan.

Eso sí, no debemos olvidar que no se componen de ingredientes química ni productos inventados de la nada, sino que sus principios siempre son obtenidos del proceso de extracción de los activos de elementos naturales. Aquí es donde podemos encontrar una verdad bastante agradable, podemos utilizar directamente estos, no como ingredientes procesados, sino como métodos humectantes en si mismos.

Lo más importante es que deben contener ciertos compuestos, como una buena cantidad de agua, de baja densidad para que sea absorbida más fácilmente a través de los poros y los folículos pilosos. Otro ejemplo sería un contenido basado en emolientes, que son pequeñas partículas capaces de alojarse en la hipodermis, donde absorben y retienen agua, apoyando así la tarea tan importante de este punto de la piel.

10 estrategias humectantes naturales y eficaces

10 estrategias humectantes naturales y eficaces

Ahora pasamos al punto que realmente nos interesa, pues poco hacemos al conocer lo que necesita la dermis en cuanto a la hidratación, sin saber cuáles son esos agentes que podemos utilizar. En este caso, como ya hemos mencionado, la idea es dar un enfoque naturista y sano a las rutinas de belleza y cuidado de la piel, por lo que vamos a presentar los mejores elementos para obtener esta propiedad.

Sin embargo, es muy importante destacar que, en la actualidad, si el ser humano sabe que estos ingredientes son buenos para su aplicación tópica, así como su funcionamiento, es gracias al análisis y el estudio de cada uno. Mismas acciones que se llevan a cabo antes de desarrollar las cremas, sérum y demás sustancias cosméticas, por lo que debemos tener en cuenta que utilizarlos de este modo, sin procesar y totalmente naturales, es igual de eficaz.

Aunque se trata de una lista de tan solo 10 métodos, lo cierto es que existen decenas de poderosos y efectivos hidratantes naturales, aunque muchos de ellos, por composición y fórmula, son bastante parecidos. Estos no vamos a dejarlos de lado ni olvidarlos, sino que agruparemos cada uno en una estrategia individual, para saber cuáles son los que se puede combinar entre si o con otras sustancias, para maximizar los resultados positivos.

Utilizando aceites esenciales

Cuando se trata de sacar provecho de la naturaleza, ningún conocedor de cosmética estará en desacuerdo en que estos aceites son sin duda los mejores compuestos para la piel, siempre que se utilicen se manera adecuada. Esto se debe a qué se trata de una sustancia que aporta todos los activos de la materia utilizada para elaborarla, tan concentrada que cada gota puede ser muy potente.

Se obtienen al extraer toda la esencia líquida de algunas plantas y sus diferentes partes, como flores, hojas, frutos, raíces y semillas. El proceso suele ser muy simple, ya que solo hace falta triturar la materia o machacarla, para obtener sus jugos, que luego se separan mediante el macerado, exprimido o utilizando el calor y la evaporación. Cada procedimiento varía de acuerdo con la sustancia.

Al hacerlo de esta forma, casi todas sus propiedades de pasan al resultado oleoso que se obtiene al final, dejando un pequeño porcentaje de las mismas en la pulpa machacada que ya no tiene ningún uso cosmético. Sin embargo, debido a la gran concentración, no se deben aplicar directamente y menos en grandes cantidades, sino que se disuelven y combinan con otros elementos, algunos de los cuales conoceremos en este apartado.

Sin embargo, de entre las decenas de aceites esenciales que podemos encontrar, solo algunos tienen la propiedad hidratante que estamos buscando. Entre ellos destacan los de rosa mosqueta, jazmín, almendra dulce, semilla de uva, árbol del té, mirra, palo de rosa, lavanda, argán y nuez. También se pueden utilizar extractos, que son iguales pero con una consistencia menos oleosa; en este caso, los mejores son los de pomelo, mandarina, zanahoria, rosa y aguacate.

Lácteos y sus derivados

Muchas personas piensan que la leche, sea vegetal o animal, posee una cantidad de grasa que opaca por completo sus componentes líquidos, sin importar si provienen de la res, la cabra, los frutos secos, la soja o demás. Por esta razón, aplicarlos sobre la dermis debería resultar contraproducente, pues solo aumentaremos la cantidad de sebo que la misma produce.

Aún así, debemos recordar que la hipodermis almacena líquido y grasa bajo el tejido superficial, separando estos para aprovechar el primero, mientras libera el segundo a través de las glándulas sebáceas y la transpiración. Gracias a este proceso, es capaz de hidratarse con la pureza y baja densidad del agua que puede obtener de la leche, aunque en si mismo este líquido no es tan potente para dicha tarea.

Sus derivados, por otro lado, pueden aumentar el grado de humedad de forma visible, especialmente en el caso del yogurt natural, que si se trata de una presentación de origen vegetal, puede ser un gran aliado para hidratar la dermis sensible. No en vano se conoce la belleza de Cleopatra, famosa por sus baños de leche antes de acostarse pues esta sustancia también funciona como un gran limpiador, que ayuda a liberar los poros y nivelar el tono de la piel.

Aplicación de aloe vera

Al hablar de elementos de la naturaleza, lo primero que se nos viene a la mente son las plantas, que aunque protagonizan en la cosmética gracias a sus extractos, muchas veces aparecen sin proceso ni tratamiento alguno. En este caso, el rey de la aplicación estética es el Aloe vera, conocido popularmente como sábila, gracias a la enorme cantidad de propiedades y principios activos que posee, todos beneficiosos.

Funciona no solo para hidratar, aprovechando la concentración de agua que se acumula en el gel o pulpa dentro de sus hojas, sino que este líquido, al ser procesado por la planta, se convierte en una sustancia rica en nutrientes. De esta forma, nos ofrece desde aminoácidos, vitaminas y minerales, hasta astringentes para aceleran la cicatrización y la reparación celular, despigmentante para las manchas e incluso antinflamatorios y desinfectantes.

Su uso es el más simple de esta lista, ya que solo necesitamos una hoja de sábila, que podemos adquirir en viveros e invernaderos, tomar de nuestro jardín o de la naturaleza, ya que es una planta que crece en casi cualquier terreno. La hoja de corta a la mitad y se saca toda la pulpa, que se puede aplicar tal cual, directamente, o licuar, triturar y machacar, para darle una textura más fácil de utilizar.

La magia de los aceites naturales

Ya antes hablamos de los óleos considerados esenciales, debido a su potencia y concentración; sin embargo, estos no son los únicos que podemos encontrar con usos cosméticos variados. Existe otra variedad, menos concentrada, que se puede utilizar para diluir los anteriores, o bien aplicar de manera individual, ya que por si mismos también aportan una increíble gama de propiedades y activos.

No hay que hablar mucho sobre su obtención, ya que los métodos son los mismos, aunque la materia de la que se extraen si cambia, ya que son otras las plantas que tienen la capacidad tópica que buscamos. En este caso, los que debemos elegir son los de oliva verde, jojoba, coco, aguacate, sésamo, albaricoque y germen de trigo, gracias a sus activos emolientes.

Miel contra la resequedad

Si lo que necesitamos en un elemento emoliente pero no demasiado líquido, ideal para aumentar los niveles de hidratación, mientras combatimos el sebo y evitamos que se produzca en exceso, la miel de abeja es perfecta. Esto se debe a qué, aunque su textura y densidad son bastante espesas, contiene una inmensa cantidad de propiedades ideales para nuestra dermis, no solo en cuanto a la limpieza sino a la humectación.

Sin embargo, lo más importante de la miel son mis nutrientes, los aminoácidos y ácidos grasos que contiene, junto a la glucosa y las vitaminas; todos componentes necesarios para mantener sano el tejido superficial. Además de esto, se utiliza mucho en la cosmética naturista como espesante, ya que es capaz de darle una textura cremosa a cualquier mezcla, sobre todo si se combina con la cera producida también por las abejas.

Tratamientos con pepino y aguacate

Dentro de la nevera también podemos encontrar un pequeño mercado cosmético, ya que algunos elementos, como el aguacate rico en grasas vegetales, así como el pepino, con sus inmensas cantidades de agua, son maravillosos para la piel. Su concentración es tan delicada, que no necesitamos más que cortar unas rodajas o machacar un poco de cualquiera, para aplicarlos de forma tópica.

Aunque funcionan de forma muy eficiente para aportar humedad a la dermis de este modo, también los podemos utilizar como ingredientes en diversas mascarillas faciales, junto a otros componentes naturales. Solo no debemos olvidar enjuagar correctamente tras su aplicación, para retirar cualquier residuo que pueda llamar la atención de los molestos insectos.

El uso de las mantecas vegetales

Una variante de los aceites naturales, que se pueden comparar casi como iguales a estos, salvó en unos pocos detalles. Principalmente, existe una menor variedad de mantecas, ya que para ser consideradas como tal, deben poseer la textura correcta. De aquí se deriva la mayor diferencia, ya que mientras los aceites son oleosos, pero líquidos, estas últimas tienden a volverse una pasta bastante sólida cuando se enfrían un poco.

De entre las que podemos encontrar, las mejores para la propiedad protagonista de esta ocasión, la hidratación, son las de coco, cacao y karité, ya que poseen los elementos apropiados para este fin. Por supuesto, si hablamos de una pasta de textura densa, se cumple la misma norma que en cuanto a la miel, ya que gracias a su textura, podemos utilizarlas para espesar cualquier mezcla casera, ya sea humectante o con otro fin.

Controlando la humedad del ambiente y el consumo de agua

Antes mencionamos que resulta insuficiente el agua que aportamos a nuestro cuerpo, por ejemplo, cuando nos duchamos o nadamos en una piscina; sin embargo, esto no quiere decir que sean métodos totalmente irrelevantes. Cuando la dermis está sana y no sufre alteraciones, resequedad, foto envejecimiento o reacciones adversas, toda el agua que bebemos y aquella con la que entramos en contacto, en absorbida en menor o mayor medida.

De nuevo, esto no quiere decir que, con solo beber los 2 litros de agua recomendados, sea suficiente para hidratar la piel, al menos de manera externa, pero si desde el interior, ya que el líquido llega a todo el organismo. Por ello, como estrategia preventiva a los problemas que mencionamos hace un momento, debemos cuidar el tomar agua y mantener la dermis limpia, para que pueda absorber el líquido del ambiente.

Hidratación tópica a través de la alimentación

Aunque parece un poco exagerado, hay otros elementos que podemos consumir, incluso aunque no sean realmente líquidos, que pueden aportar un nivel de hidratación corporal bastante mayor que el agua. Por ejemplo, algunas frutas, al poseer una buena cantidad de glucosa, permiten la digestión de todos sus componentes, especialmente los de estado líquido, para que estos nutran el cuerpo de manera óptima.

Por ello, aunque no existen dietas directas establecidas para aumentar la humectación tópica, si es cierto que, si buscamos la recomendación de un profesional en nutrición, encontraremos alguna que otra idea. De esta manera, podemos apoyar nuestras rutinas de belleza, mediante el consumo de frutas, vegetales y, sobre todo, bebidas y batidos naturales, diseñados para que todos sus nutrientes lleguen al organismo.

Tal como existen muchos tratamientos tópicos, también hay métodos de hidratación. Si quieres conocer algunos, te invitamos a leer Cómo hidratar la piel

Cremas 100% naturales

Para finalizar, algo que más que un método es una recomendación. Se trata de buscar aquellos ungüentos tópicos que, aunque sean elaborados a base de diferentes ingredientes, en laboratorios profesionales o centros naturistas, cumplen con todo lo necesario para hidratar la piel. Debemos recordar, antes que nada, que estás sustancias están basadas en fórmulas que combinan lo mejor de muchos de los ingredientes de los que hemos hablado.

Es exactamente la misma idea que en el caso de las recetas caseras, que podemos encontrar en muchos medios de comunicación como revistas, programa de televisión, foros y sitios web; todos enfocados en la cosmética y la salud tópica. Sin embargo, antes de depositar nuestra confianza en una receta que encontramos en internet, quizá es buena idea acudir a un especialista en estética naturista, con productos naturales certificados para nuestros fines.

Comentarios desactivados en 10 formas efectivas de hidratar la piel de forma natural