¿Limpiar y desmaquillar es lo mismo
Limpieza facial

¿Limpiar y desmaquillar es lo mismo?

Siempre hemos escuchado mencionar que el tipo de limpieza que aplicamos al cutis es un paso fundamental para mantener la piel de nuestro rostro saludable, libre de todo tipo de imperfecciones, hermosa,  y en general con una apariencia juvenil por mucho más tiempo, retrasando la llegada de los signos de envejecimiento. Por esta razón es que la mayoría de las personas suelen prestarle especial atención a este punto de su rutina diaria de cuidado facial.

¿Limpiar y desmaquillar es lo mismo

Antes de comenzar, te invitamos que te tomes unos minutos para consultar el siguiente link Cómo hacer un desmaquillante de ojos casero

Pero, ciertamente, más allá de su importancia, el proceso de limpieza suele estar cubierto por una serie de interrogantes más o menos frecuentes, uno de ellos, y digamos que de los más comunes es si cuando hablamos de desmaquillar la piel nos estamos refiriendo a lo mismo que limpiarla, siendo simplemente dos maneras de referirse al mismo proceso, o si por el contrario son dos pasos totalmente diferentes que se pueden ver como un complemento o sustituto entre ellos.

Esta es una duda que encontramos muy a menudo entre mujeres de todas las edades, quienes buscan descubrir cuál es la manera más adecuada de mantener su piel en óptimas condiciones por más tiempo, eliminando la totalidad de la suciedad y previniendo así el deterioro que por muchos años se ha asociado tanto a la suciedad común acumulada en tanto en los poros como en la superficie de la piel como a la incorrecta eliminación del maquillaje del cutis.

Así que sin más que decir, ¿Quieres entender si el desmaquillar la piel de tu rostro es lo mismo que limpiarla? Y en dado caso cuáles productos se aconsejan usar, te invitamos a que continúes leyendo, ya que este artículo resolverá todas y cada una de tus dudas en este aspecto, para que al finalizar logres comprender un poco más sobre cuál es el camino más adecuado para brindar a tu piel todos los cuidados que se merece.

Las recetas caceras son un tema que está ganando gran interés alrededor de todo el mundo, así que si estás interesado en incursionar en la cosmética natural no puedes perderte: Remedios caseros para desmaquillar los ojos

Limpiar y desmaquillar ¿Sinónimos o complementos

Limpiar y desmaquillar ¿Sinónimos o complementos?

La lista de opciones para remover el maquillaje parece un poco confusa, por lo que puede que te interese echar un vistazo a nuestro apartado especial, donde estaremos hablando sobre los principales Tipos de productos que existen para desmaquillar

Puede que te resulte extraño que el primer punto de nuestro artículo sea dar la respuesta más adecuada posible a la pregunta general, pero la verdad es que para entrar un poco más en detalle en este tema justamente comprender si estos dos procesos que tan frecuentemente escuchamos son lo mismo o no debe ser visto no como un fin sino más bien como un punto de partida que nos llevará a entender más a profundidad de qué se tratan.

La verdad y única respuesta posible es que definitivamente hablar de desmaquillar el cutis y de limpiarlo no es ni puede ser lo mismo. Estos dos deben ser vistos siempre como dos procesos o pasos totalmente diferentes que deben ser aplicados en la piel del rostro en situaciones específicas.

El desmaquillante y la limpieza general son dos puntos más bien complementarios que comparten un objetivo final, que es liberar a la piel de diferentes clases de contaminantes, suciedad o componentes no naturales que le resultan externos y extraños  y por consiguiente no deben estar presentes por demasiado tiempo en el cutis ya que pueden generar ciertas consecuencias negativas que sin duda quieres evitar.

Estos dos pasos que pueden ser llamados como puntos complementarios cuentan con ciertas similitudes y diferencias que son justamente las que terminan de definir realmente cuál es la función que cumple cada uno en una rutina efectiva de cuidado facial, pero de manera general se podría decir que su objetivo principal se puede encontrar en sus propios nombres

Por un lado cuando nos referimos de forma exclusiva a limpiar estamos hablando de eliminar la suciedad que se haya podido acumular en nuestra piel. Cuando mencionamos desmaquillar es justamente retirar del rostro todo rastro posible del maquillaje que se ha aplicado sobre él, siendo un paso que va directamente ligado a un proceso anterior, o sea a aplicación del maquillaje.

Hay productos que tienes en el hogar que pueden cumplir una función de desmaquillante. Si quieres entender de qué estamos hablando no te pierdas nuestro tema sobre Desmaquillante natural

Y entonces ¿Cuáles son las diferencias

Y entonces ¿Cuáles son las diferencias?

Seguramente has escuchado en más de una ocasión que el eliminar el maquillaje es un paso indispensable en una rutina de cuidado facial. Por ello es muy importante que te tomes unos minutos para conocer con mayor detalle la mejor de las técnicas sobre Cómo desmaquillar la piel correctamente

Ya queda claro que cuando hablamos de limpiar y de desmaquillar nos estamos refiriendo a dos cosas diferentes, pero que comparten un objetivo compartido, por lo que aún puede resultar un tanto confuso el comprender en realdad qué es lo que los hace tan distintos uno del otro, siendo esto un punto que requiere ser explicado con mucho mayor detalle.

Para entender muy bien sus diferencias es necesario comprender y analizar a cada uno de ellos, por lo que hemos optado por explicarlos por separado y así ayudarte a entender con mayor detalle de qué se tratan y cuáles son esos pequeños puntos que se traducen en que sean dos pasos diferentes.

Desmaquillar la piel

Comencemos hablando sobre el paso de desmaquillar, como ya mencionamos cuando nos referimos a él estamos hablando de manera exclusiva del proceso de eliminación de las sustancias que hemos aplicado en nuestro cutis para hacerlo lucir más hermoso y llamativo a lo largo del día a día o en situaciones especiales más específicas, entre estas sustancias entras las bases, polvos, labiales, máscara de pestañas y demás productos de belleza.

En este punto para resaltar la importancia del proceso de desmaquillar, debemos recordad que si bien todos estos productos los aplicamos de forma voluntaria, a nuestra piel no le resultan del todo familiares, ni amigables, al punto de que desde el punto de vista de la piel todas las sustancias antes mencionadas son vistas como agentes externos, fáciles de comparar con cualquier otra suciedad, por lo que su eliminación es igual de importante.

Pero, justamente esta naturaleza de aplicación consciente hace que sea requerido un proceso un tanto distinto para conseguir su eliminación. Es en este punto donde el paso de desmaquillar adquiere su importancia y característica particular, y es que este es un proceso que requiere de productos diferentes a los utilizados durante la limpieza común, siendo lo más adecuado recurrir a la aplicación de sustancias diseñadas de forma exclusiva para este fin.

Los desmaquillantes son sustancias que según su formulación facilitan la eliminación del maquillaje del rostro, logrando remover la totalidad del mismo muy fácilmente y evitando que la piel conserve cualquier rastro, incluso los que a simple vista no se pueden detectar y que de no extraerse adecuadamente se pueden ir acumulando y generando una capa que acarreará a mediano plazo consecuencias negativas.

En general lo que define la principal diferencia en este punto es que si usamos jabón común o aplicamos limpiadores faciales para eliminar el maquillaje, no estamos asegurando que la piel quedará del todo libre de sustancias. Es muy posible que en apariencia esta termine pareciendo totalmente limpia, pero a nivel microscópico aún contará con la presencia de algunos residuos.

Existen ingredientes que han ganado gran fama como opciones para eliminar el maquillaje, pero de los cuales aún hay dudad, uno de ellos es el aceite de coco. Si te interesa conocer si realmente es efectivo te invitamos a leer Aceite de coco para desmaquillar

Limpiar la piel

Como habrás notado, el desmaquillar el rostro es una manera de limpiarlo de ciertas impurezas bastante específicas, las producidas por productos de belleza. Ahora cuando hablamos específicamente de limpieza facial la cosa varía un poco, ya que como recordamos, este proceso se refiere de una manera un tanto diferente a la extracción de la piel de otra clase de suciedades, las cuales no van ligadas a ningún proceso anterior, sino que surgen en nuestra piel en el día a día.

Es importante resaltar para entender esto que nuestra piel es el órgano más externo del cuerpo, este se encarga entre otras cosas de impedir que la suciedad y contaminación generada por factores externos logre penetrar en la piel, siendo la barrera de defensa definitiva de nuestro cuerpo. Este órgano a lo largo del día se ve altamente expuesto a una larga lista de situaciones particulares que dependen del ambiente donde vivimos y nuestro estilo de vida.

Si sales a la calle con mucha frecuencia, es normal que tu piel reciba un poco de polvo, contaminación, polución y otros factores externos característicos de las ciudades, los cuales a la larga si no se extraen generan consecuencias negativas. Pero junto a ellos, encontramos la suciedad propia de la piel, y es que la misma va generando su propio contaminante mientras transcurre el día.

El sudor, la producción de sebo y la piel muerta son algunos de los contaminantes producidos por nuestro cuerpo, que actúan de forma bastante similar a los generados por factores externos, y que también requieren ser eliminados de forma constante. Allí es donde radica la importancia de la limpieza facial, ya que es para este tipo de suciedad para la cual está pensada y diseñada su acción.

Para alcanzar este fin, tal y como ocurre con el proceso de desmaquillante, es necesario recurrir a productos específicos, distintos a los utilizados en el proceso anterior. Para ello la opción favorita y que resulta más efectiva es la aplicación de limpiadores faciales, ya sea en líquido, jabón o cualquier otra presentación.

Estas sustancias están diseñadas con formulaciones que incluyen ingredientes que ayudan a eliminar la mayor parte de la suciedad acumulada sobre la piel del rostro, limpiando los poros de contaminantes externos, aunque no cuentan con una acción tan efectiva en el caso de que se busque retirar maquillaje.

¿Sabías que retirar el maquillaje del rostro es un poco más complejo en algunas áreas? si estás interesado en conocer como eliminarlo de la forma más adecuada de uno de los espacios más delicados de tu piel no te pierdas Cómo desmaquillar las pestañas

Limpiador + desmaquillante

Para finalizar con este punto, es importante resaltar que si solo nos valemos de un desmaquillante o de un limpiador para eliminar la suciedad de nuestra piel, van a existir una larga lista de componentes contaminantes que no serán erradicados, ya que es imposible que solo uno de ellos abarque la totalidad de las funciones del otro.

Aunque, en este mundo no todo es blanco y negro, si bien un producto que solo incluya una de estas funciones no será suficiente, en la actualidad es posible encontrar diversas marcas que nos ofrecen ambas alternativas en una, ya que han logrado diseñar sustancias que limpian y desmaquillan a la vez, que incluyen esto muy claramente en su etiqueta.

Así, que cuando vayas a adquirir una de estas sustancias deberás fijarte muy bien en el empaque, si solo indica que es desmaquillante, no será efectivo para la limpieza facial, si indica que es un limpiador no eliminará la totalidad del maquillaje, pero si muestra una etiqueta que mencione “limpiador + desmaquillante” o algo similar, se trata de un producto 2 en 1 y podrás usarlo para ambos fines con la total seguridad de que obtendrás los resultados esperados en ambos casos.

Para una gran cantidad de personas el eliminar el maquillaje de los ojos puede ser todo un dolor de cabeza, Si te encuentras en este grupo te alegrará saber que tenemos un artículo muy especial donde te explicaremos con todo detalle Cómo desmaquillarte los ojos correctamente

En qué orden y frecuencia se deben realizar

En qué orden y frecuencia se deben realizar

Los productos comerciales jamás van a ser la única opción. No podemos olvidar que existe una que día a día gana más popularidad ¿Quieres saber de qué hablamos? No dejes de visitar Cómo hacer un desmaquillante casero

Otra de las grandes diferencias que hacen de estos dos productos tan particulares es la frecuencia con la que deben ser aplicados en el cutis y el orden que se debe llevar para conseguir los resultados esperados en el cuidado de la piel, ya que de nada vale comprender que efectivamente no son lo mismo cuando al momento de la práctica les seguimos dando un uso inadecuado.

Frecuencia

En cuanto al desmaquillante, la frecuencia es bastante clara al punto de casi no requerir ninguna explicación. Pero, por si aún te quedan dudas permítenos aclararte que esta sustancia solo deberá aplicarse sobre la piel al momento que desees retirar el maquillaje de la misma, por lo que si cuentas con un uso promedio de maquillaje y no vas a cambiar de estilo durante el día,

Lo normal es aplicarlo tan solo en una ocasión al día, siendo lo más frecuente en las horas de la noche o antes de ir a dormir, durante la rutina nocturna de cuidado facial, una vez que ya no saldrás más de tu hogar.

Con el limpiador la cosa es un tanto distinta, y es que si bien nuestra piel acumula la mayor concentración de suciedad durante las horas de día, en la noche también se ve altamente expuesta, ya que al dormir nuestra piel sigue generando sus propios contaminantes que requieren ser eliminados al comenzar cada mañana.

Lo aconsejable para mantener la piel saludable es limpiar el rostro de forma correcta 2 veces cada día, como paso inicial de una buena rutina de cuidado facial. La primera de ellas debe ser en las horas de la mañana, ya sea durante el baño o tomando unos minutos para dedicar de manera exclusiva al rostro, la segunda es en la noche, junto con el desmaquillante, para erradicar totalmente los rastros de contaminantes que se han logrado acumular.

Solo con esta aplicación constante se consigue el limpiador facial mantenga la dermis lo más libre de impureza posible. Si tu piel es muy reseca y consideras que este ritmo es excesivo puedes dar prioridad a una sola limpieza facial, la cual podría ser cualquiera de las mencionadas, ya que este punto dependerá de ti y de lo que consideres más adecuado para tu piel.

Sabemos que el maquillaje a prueba de agua es más complicado de retirar, descubre como hacerlo en ¿Cómo quitar el Maquillaje Waterproof?

Orden

Como habrás notado, en las horas de la noche o cuando vayas a dormir, vas a tener que aplicar sobre tu piel tanto limpiador como desmaquillante para conseguir eliminar la totalidad de la suciedad que has acumulado. Estas sustancias no se aplican el orden aleatorio, sino que requieren seguir ciertos pasos, donde el más importante de todos es cuál de ellas va a ir primer en el área de tu cutis.

El paso inicial y punto de partida de la rutina nocturna de cuidado de la piel será la eliminación total del maquillaje, solo una vez que tu piel se encuentra totalmente libre de estos productos es cuando será tiempo para proceder con la utilización de sustancias limpiadoras.

Este orden se debe a que si aplicas primer el limpiador este lo que hará será esparcir y escurrir gran parte del maquillaje de tu rostro, el cual una vez apliques el desmaquillante terminará de extraerse, pero sin lograr retirar la suciedad acumulada, por lo que al final habrás utilizado un producto totalmente en vano y mantendrás tu dermis aún bastante cargada de contaminantes.

¿Te ha gustado este artículo? No te pierdas nuestro tema sobre Cómo tener una piel limpia y sana

Comentarios desactivados en ¿Limpiar y desmaquillar es lo mismo?