Cómo tener una piel limpia y sana
Limpieza facial

Cómo tener una piel limpia y sana

La piel es el órgano más grande de todo nuestro cuerpo, es el primero y el único que podemos observar e identificar a simple vista y el cual suele ser visto como el reflejo más simple y directo de nuestra salud en general y nuestro cuidado personal, al punto de llegar a ser considerado por muchas personas como el punto de partida para una primera impresión o el espacio que resulta punto focal de la mirada y que puede resultar todo un acierto o descontento para nuestra vida diaria.

Cómo tener una piel limpia y sana

Antes de comenzar, te invitamos a tomarte unos instantes para visitar el siguiente link: ¿Limpiar y desmaquillar es lo mismo?

Y es que en la actualidad la salud y apariencia de la piel ha cobrado tal importancia que no prestarla la debida atención es considerado un problema serio, ya que ha sido comprobado que esta capa de tejido cumple para nuestro cuerpo con diversas funciones, las cuales van sin duda alguna mucho más allá que la simple apariencia y estética con la cual se ha asociado durante miles de años, pero que aun así no deja de ser sumamente importante.

El lograr tener la piel limpia, tersa, firme, con una tonalidad adecuada y textura ideal son puntos que han llamado la atención de millones de personas desde siempre, y es que se les considera como el reflejo de nuestra salud y amor propio, por lo que una dermis con la apariencia contraria es sinónimo de que algo no está del todo bien y que se requiere la realización d diversos cambios en el estilo de vida.

Pero una apariencia inadecuada no significa necesariamente que seas descuidado, sino que puede ser el reflejo de que no se tiene total conocimiento de cuáles son los pasos y métodos más adecuados para lograr tener una piel limpia y sana. Por esta razón, hemos optado por explicarte de una forma simple todo lo que debes saber, para que así logres aplicar los cambios necesarios que te lleven a tener la piel suave, limpia y sana que sin duda esperas.

Los desmaquillantes convencionales cargados de químicos no son tu única opción, ya que existe una que está adquiriendo mayor popularidad ¿Quieres saber de qué te estamos hablando? Descúbrelo en nuestro tema sobre Cómo hacer un desmaquillante casero

Por qué es importante preservar la salud y apariencia de la piel

Por qué es importante preservar la salud y apariencia de la piel

¿Sabías que existe una larga lista de opciones para desmaquillar tu piel? Para mantenerte al día en este sentido puede que te interese echar un vistazo al siguiente artículo, donde estaremos hablando un poco sobre algunos de los más conocidos Tipos de productos que existen para desmaquillar

Este es un punto que si bien la mayoría tiene bastante claro aún es tema de conversación para muchas personas. Ya que, desde hace mucho tiempo y como lo indicábamos en líneas anteriores, las personas consideraban que el mantener la apariencia de la piel era simplemente cuestión de estética, una banalidad de quienes querían mantenerse jóvenes y preservar una apariencia agradable, pero que no iba más allá de eso.

La realidad es que la piel, si bien es un órgano que culturalmente se asocia a la belleza, no deja de ser como todos los demás de tu cuerpo, con esto nos referimos a que el mismo cumple una función bastante específica y merece ser tratado y cuidado para asegurar que logre llevarla a cabo de la mejor manera posible, sin contratiempos y por la mayor cantidad de tiempo que se le permita.

Este espacio es el encargado de servir como barrera protectora a los daños externos, su labor es evitar que los contaminantes, factores de riesgo como el sol o incluso las heridas tanto leves como más serias logren llegar hasta el interior y generar daños a los órganos vitales o producir la formación de una muy larga lista de enfermedades, convirtiéndose en una especie de escudo o línea de defensa que día a día nos protege, incluso aunque no lleguemos a notarlo del todo.

Allí es donde radica la importancia de la piel, y por consiguiente la de la necesidad de mantenerla en el mejor estado posible. Debido a que, así como ocurre con todos los demás, si este órgano no está del todo saludable, se va poco a poco disminuyendo su capacidad de cumplir de forma totalmente eficiente con todas las funciones descritas, trayendo como innegable consecuencia el hecho de que tarde o temprano se pueda volver un factor de riesgo.

Si mantenemos la piel descuidada se encuentra bastante reseca, esta no cuenta con la misma capacidad de evitar que el sol penetre en su interior, haciendo que poco a poco los daños generados por la exposición prolongada a la luz solar terminen notándose en nuestro cuerpo, pueden aparecer problemas cutáneos o incluso aumentar el riesgo de ciertos tipos de cáncer.

Sumado a ello, si la dermis se encuentra descuidada esta pierde firmeza, fuerza e incluso resistencia, por lo que se lastima más fácilmente, ocurren lesiones más a menudo y los contaminantes propios del ambiente terminan penetrando en el interior de la piel con mucha mayor rapidez.

Sabemos que retirar el maquillaje de la piel es un paso que jamás debe faltar en tu rutina diaria de cuidado facial, pero lamentablemente son muchas las mujeres que lo hacen de manera inadecuada, por lo que para ayudarte a determinar si lo estás haciendo bien puedes visitar Cómo desmaquillar la piel correctamente

Los mejores consejos para una piel sana

Los mejores consejos para una piel sana

Antes de entrar al siguiente punto te invitamos a leer ¿Cómo quitar el Maquillaje Waterproof?

Con lo dicho en el punto anterior, probablemente ya no te queden dudas sobre la gran importancia que tiene el hecho de preservar la salud de tu piel en el mejor estado posible. Por lo que es probable que en este momento tengas la duda de si lo estás haciendo bien, o si por el contrario, existen puntos en los que sea necesario que te tomes un poco te tiempo para lograr mejorar y conseguir la piel sana que sin duda deseas tener.

Lo primero que debes saber, es que en realidad no existe una fórmula mágica o secreto que haga que cualquier piel se vea perfecta, sino una larga lista de pequeñas acciones que pueden ser  más, o menos provechosas, dependiendo de cada persona, debido a que como dice el dicho, “cada cabeza es un mundo”, pudiendo ser algo que se aplica incluso a nuestra dermis debido a que puede llegar a poseer necesidades bastante variadas dependiendo del individuo.

Por esta razón antes de si quiera tener la iniciativa de elegir qué cambios aplicar, es obligatorio que te fijes con mucho mayor detalle tanto cuales son los procesos que ya aplicas con frecuencia como más importante aún, cuales parecen ser las necesidades reales de tu piel para poder enfocarte en los consejos que más se centran en ellas y dejar en un segundo plano los que no son del todo obligatorios en tu caso en particular.

Sin más que agregar como puntos de partida,  continuación te mencionamos y explicamos una serie de consejos, los cuales según los expertos son considerados como los básicos y más importantes que debes tener en cuenta a la hora de cuidar tu piel. Solo cumpliéndolos a cabalidad y buscando los más adecuados, vas a asegurarte el mejor camino para preservar y recuperar la salud de tu piel.

Existen algunos ingredientes que son tan comunes que puedes encontrar en tu hogar que pueden cumplir una función para eliminar el maquillaje, si quieres comprender con mayor detalle de qué estamos hablando no dejes de consultar nuestro artículo sobre Desmaquillante natural

Utiliza crema humectante después de cada baño

La crema humectante es sumamente importante para la piel, eso es algo que nadie pone en duda. Ella se encarga de ayudarnos a preservar los niveles de humectación en la dermis en la mejor de las condiciones, al punto de ser considerada como uno de los pasos más importantes, sino el más indispensable de todos en cuanto al cuidado de la piel, tanto la de nuestro rostro como la del cuerpo en general.

Pero, la verdad es que muchas personas no conocen realmente cuál es la frecuencia en la que se debe aplicar el humectante en la piel, lo que hace que lo terminen utilizando de manera inadecuada. Muchos creen que con aplicarla solo de vez en cuando o cada 3 o 4 días será suficiente, pero la realidad es que este producto es un paso infaltable de la rutina diaria.

Hay que recordar que a lo largo del día, nuestra dermis va perdiendo poco a poco agua, esto es algo totalmente natural e imposible de evitar, pero que requiere  ser un punto a tener en cuenta, ya que para lograr una piel suave y saludable es necesario reducir esta pérdida al mínimo posible o incluso obtener el líquido de otras fuentes.

Después de bañarte y utilizar jabón, la piel pierde parte de sus aceites naturales, los cuales terminan cediendo ante la espuma tal y como lo hace la suciedad, esto vuelve a tu epidermis mucho más sensible y propensa a perder más agua de la que se supone perdería en su estado natural, por lo que es en este punto donde es más importante prestar atención si tenemos el objetivo de reducir la disminución.

Por esta razón, los expertos han concluido que uno de los momentos en los que jamás deberás dejar la crema humectante a un lado es después del baño, llegando casi todos a coincidir en la idea de que incluso, el mejor momento y técnica de aplicación es cuando la piel aún se encuentra húmeda ya que es más propensa a absorber el producto y crea una barrera protectora mucho más efectiva.

Para muchas mujeres el eliminar el maquillaje de los ojos puede ser todo un dolor de cabeza, a ellas les tenemos un artículo muy especial donde te explicaremos con todo detalle Cómo desmaquillarte los ojos correctamente

Bebe suficiente agua

El anterior es sin duda alguna el punto más importante, pero para nada es el único factor a tener en cuenta para mejorar y mantener la humectación adecuada en la piel. Otra cosa que debes tener presente a diario y que muchas personas suelen dejar de lado por mera costumbre es el consumo de agua, ya que por cuestiones de la vida moderna solemos sustituirla por otros líquidos, sin tener en cuenta la importancia que este posee para nuestro organismo

Beber al menos 2 litros de agua cada día es la manera más certera de asegurar que el cuerpo va a lograr suplir la totalidad de sus necesidades hídricas. No hacerlo puede llegar a traer en un mediano plazo consecuencias bastante serias tanto en el interior de nuestro cuerpo como en el exterior, siendo este último el que recibe las consecuencias más directas antes que cualquier otro espacio.

Como te lo mencionábamos en el punto anterior, una de las maneras para lograr que la piel se mantenga sana y humectada es obtener el líquido de otras fuentes, y la principal de ellas es indudablemente el consumo directo. Al no hacerlo tu piel no logra recibir la totalidad de agua que requiere, por lo que se termina resecando y dando la apariencia de una superficie opaca y áspera, lo que a la larga aumenta enormemente el riesgo.

Esto es algo que puede llegar a afectar incluso si aplicas humectantes con mucha frecuencia, por lo que si ya humectas tu piel de forma ideal pero aun así la notas seca lo más probable es que tengas que prestar más atención a cuanta agua estás bebiendo cada día. Recordando siempre que cuando hablamos de agua no cuentan los jugos envasados, gaseosas, café ni ninguna bebida con saborizante artificial.

Retirar el maquillaje es un poco más difícil en algunas áreas, si quieres conocer cómo hacerlo adecuadamente en uno de los espacios más delicados no te pierdas Cómo desmaquillar las pestañas

Aplica protector solar todos los días

Muchos creen que el uso de protector solar es algo exclusivo para los días de verano o cuando piensas exponerte al sol por prolongadas horas. Pero en realidad, para mantener la piel lo más sana posible, el protector solar debe convertirse en un paso infaltable los 365 días del año, sin importar que afuera haga sol, lluvia o incluso un fuerte invierno.

Y es que los rayos UV del sol que aceleran el envejecimiento de la piel y reducen su resistencia ante factores externos no están del todo relacionados con la cantidad de luz solar que puedas ver, ya que los mismos son tan fuertes que tienen la capacidad incluso de atravesar las nubes, llegando a nuestra piel sin importar el clima que se encuentre en el exterior.

Lo aconsejable para prevenir el deterioro es que apliques un protector con FPS de al menos 15 en el cuerpo y 30 en el rostro si tu piel es oscura y 30 para el cuerpo y 50 para el rostro si la misma es de tez clara, debido a que esta posee una mayor delicadeza y menor resistencia natural a los rayos ultravioleta.

Hay sustancias naturales que han ido adquiriendo gran fama como desmaquillantes, uno de ellos es el aceite de coco. Si te interesa conocer si realmente es tan efectivo como dicen te invitamos a visitar Aceite de coco para desmaquillar

No te olvides de la limpieza

No te olvides de la limpieza

Los ojos pueden ser tratados con recetas caseras, por ello te sugerimos echar un vistazo al siguiente link: Remedios caseros para desmaquillar los ojos

Para finalizar nuestro artículo es muy necesario que nos tomemos un espacio para resaltar la importancia de la correcta limpieza para la salud de la piel ya que este punto puede representar un factor bastante determinante en la apariencia de la dermis. Tener la piel perfectamente limpia disminuye el riesgo a desarrollar un envejecimiento prematuro, permite que la misma respire sin dificultad, se oxigene adecuadamente, y se mantenga mucho más saludable independientemente de los cuidados extra que apliques.

Antes de colocar crema humectante, protector solar o cualquier producto destinado a mejorar o preservar la piel debes asegurarte realizar una limpieza adecuada, ya que tanto durante el día como por la noche nuestra epidermis se ve expuesta a diversos contaminantes tanto externos como producidos por ella misma que termina generando una capa que cubre los poros e impide que cualquier cosa entre o salga.

En el cuerpo la higiene diaria con jabón y agua es más que suficiente, pero en el espacio del rostro la cosa es un poco distinta, ya que al ser el lugar más expuesto es también el que más puede sufrir las consecuencias. Allí, lo ideal es aplicar una limpieza general dos veces al día, la primera en la mañana y la segunda en la noche antes de ir a dormir, en ellas utilizar productos especializados como limpiador facial o agua micelar seguidos de productos para el cuidado como sérum, crema facial, o mascarillas.

Sumado a ello, debes tener una rutina de exfoliación en todo el cuerpo que puede ser 1 vez por semana o incluso cada 12 días dependiendo de las necesidades de tu piel. Esto se debe a que la limpieza común no logra retirar la totalidad de los contaminantes, dejando poco a poco una leve capa de piel muerta y otras sustancias. Al exfoliar la piel las eliminas y promueves tanto la circulación sanguínea como la renovación celular sin llegar a generar un daño en la epidermis.

Si te ha gustado nuestro artículo y quieres seguir aprendiendo sobre el extenso mundo de los productos para eliminar el maquillaje, te invitamos a echar un vistazo en Cómo hacer un desmaquillante de ojos casero

Comentarios desactivados en Cómo tener una piel limpia y sana