Protector solar natural
Protección Solar

Protector solar natural

Tomar el sol es una de las actividades favoritas durante el verano, por lo que el tener la piel bien protegida debe ser un punto clave a tener en cuenta siempre en estas épocas, pero también a lo largo de los 365 días del año, independientemente del clima que haya en el exterior o el lugar del mundo donde te ubiques. Por ello el protector solar es considerado como un producto bastante solicitado y prácticamente un obligatorio.

El sol trae una larga lista de beneficios a la piel, te ayuda a mantenerte saludable y es considerado como la fuente más efectiva para aportar la tan necesaria vitamina D, la cual es clave en el fortalecimiento de los huesos, el buen funcionamiento de tu sistema inmune, el control de los niveles de colesterol en el cuerpo e incluso se ve muy relacionado a la apariencia general de la piel.

Protector solar natural

Pero a pesar de todo esto, en realidad el sol también es uno de los principales factores de riesgo para nuestra piel, y es que cuando nos sometemos a él sin ninguna clase de protección esta se ve afectada al punto de que se acelera enormemente la aparición de los signos más característicos de la edad, surgen manchas y más importante aún, aumenta la probabilidad de desarrollar ciertas enfermedades, incluyendo el cáncer de piel.

Es por esta razón que el protector solar se ha vuelto en la actualidad el producto tan indispensable que mencionamos más arriba, al punto de convertirse en una compra obligatoria en tu día a día y haber logrado ampliar enormemente la lista de marcas que nos ofrecen toda una extensa gama de opciones a las que acudir en búsqueda de la protección que nuestra piel se merece.

En el artículo de hoy no te estaremos hablando de todas ellas, ni de los llamados protectores solares convencionales que nos han acompañado desde hace décadas, sino más bien de una alternativa que si bien ha estado presente desde hace siglos, se ha ido en los últimos años volviendo cada vez más popular, hasta el extremo de ser para muchos la indiscutible alternativa ganadora para el cuidado de su piel y la de su familia.

Nos referimos al protector solar natural, una alternativa que puede ser adquirida en tiendas o elaborada en la comodidad del hogar y sirve como una opción libre de contaminantes con la que sustituir a la alternativa convencional. Si quieres saber más e incluso aprender una receta bastante efectiva no dejes de leer, ya que en este artículo estaremos resolviendo todas tus dudas con el objetivo de animarte a probar esta increíble opción.

Aunque no lo parezca, el uso correcto del protector solar se da tras seguir ciertas reglas. Si quieres saber qué puedes haber estado haciendo mal, no dejes de visitar el siguiente link: Errores al usar protector solar

Por qué optar por una alternativa natural

Por qué optar por una alternativa natural

En cuanto al protector solar, las alternativas naturales si bien son una opción que día a día se hace mucho más popular, la verdad es que aún representa un punto un tanto desconocido, y es que en realidad muchas personas aún no comprenden las razones por las cuales cambiarse de una marca comercial que te ofrece la seguridad de que el producto es efectivo, a una alternativa más amigable con el medio ambiente pero que no parece del todo confiable.

Esto, aunque no parezca, tiene grandes razones consideradas como de peso, que varían enormemente dependiendo del uso que le vayas a dar al producto. No es lo mismo el protector solar con el que cuidarás tu piel día a día que el que usarás solamente en las temporadas en las que realices un viaje a la playa o piscina, por lo que vale la pena analizar ambas situaciones.

Cuando es para el uso diario

Si hablamos de un protector para el día a día, las razones son más de salud personal que otra cosa y es que los protectores convencionales, a pesar de haber sido enormemente testeados y probados por años, en muchas ocasiones no han dejado de incluir en su lista de ingredientes algunas sustancias un poco dudosas.

La aplicación constante de productos de baja calidad, que en la mayoría de los casos son los más económicos podría traer a largo plazo ciertos problemas en la piel, o aumentar las probabilidades de desarrollar algunas imperfecciones como el acné o el surgimiento de arrugas y líneas de expresión, todo debido a la disminución de la humectación natural.

Esto en el mejor de los casos, y es que si se trata de sustancias más dañinas podría aumentar las probabilidades de desarrollar algunas enfermedades cutáneas, ver surgir alergias o cualquier otro problema. Para evitar esto, la única opción que le queda a los consumidores es acudir a la compra de protectores de buena calidad, lo que da paso a la segunda razón en este punto y es la economía.

Cuando hablamos de protectores para uso diario y aplicación en todo el cuero como indican las instrucciones, es bastante lógico que un envase de 400 grs no dure demasiado, lo que significa que será obligatorio invertir una buena cantidad de dinero mensual, que traducido en un producto de buena calidad se transforma en grandes sumas de dinero cada año, algo que muchos no se pueden permitir.

Caso contrario ocurre con el protector natural, ya que si el mismo es elaborado en casa, implica ingredientes en muchos casos de bajo costo, lo que a largo plazo disminuye enormemente el gasto en este producto, sin arriesgar tu piel a verse expuesta al sol excesivo.

Cuando es para las vacaciones

En este caso la respuesta es simple, y es que aunque no parezca, el protector convencional genera grandes cantidades de contaminantes que terminan en el mar, ya que cuando lo aplicamos e ingresamos a la playa, parte de la sustancia que se encontraba en nuestra piel se desprende. Aunque al comienzo parezca muy poco, acumulado entre millones de personas alrededor del mundo sí que representa un volumen a considerar.

Este protector no es apto para el consumo animal, y tras ser arrastrado por la marea termina en zonas donde afecta la vida marina e impide el correcto desarrollo de muchas especies, incluyendo los corales. Cosa que con las alternativas naturales y biodegradables no ocurre.

Si hasta ahora aún no tienes muy en claro la importancia de este producto para tu piel, es muy probable que ya hayas comenzado a padecer los estragos de no aplicarlo. En este caso te invitamos a echar un vistazo a Cómo tratar una quemadura solar

Protector solar natural de origen comercial, lo que debes saber antes de adquirirlo

Protector solar natural de origen comercial, lo que debes saber antes de adquirirlo

Antes de entrar a profundidad en este punto, hay que aclarar que lamentablemente la lista de alternativas de protector solar natural que se encuentra en el mercado es sumamente reducida si la comparamos con la opción más convencional, por lo que en algunos países y áreas puede ser un poco complicado acceder a esta alternativa y para poder aplicarla vas a requerir de forma obligatoria acudir a tiendas online o centros naturistas.

El mercado de los protectores solares naturales apenas se encuentra fortaleciéndose, pero eso no significa que no sea necesario tener ciertas consideraciones al momento de elegir entre las pocas opciones que puedas encontrar. No es necesario que adquieras cualquier protector que prometa ser natural, vegano o biodegradable, sino que lo preferible es que te tomes algo de tiempo para realizar una compra inteligente.

Entre los puntos que debes considerar hay unos más resaltantes que otros y pueden representar la clave para determinar qué opción es más adecuada y cual hay que dejar de lado. Entre las consideraciones y los factores que debes tener muy en claro antes de elegir comprar un protector solar natural se encuentran:

Prestar atención al FPS

Hay personas que creen que los protectores solares naturales sean comerciales o elaborados en casa no incluyen una numeración de factor de protección solar, pero en realidad, estos se basan en los mismos criterios que su contraparte convencional, lo que significa que también cuentan con variaciones en su nivel de protección que se ven reflejadas en este código.

Siempre busca para tu rostro protectores naturales que cuenten con un FPS de al menos 30, y para el resto de tu cuerpo de por lo menos 15. Esto te asegura que a lo largo del día tu piel se mantendrá totalmente protegida, impidiendo la penetración de los rayos dañinos pero sin el exceso que disminuya la acción positiva de la luz solar.

Elige filtros minerales y descarta los químicos

Los protectores solares cuentan con dos tipos de filtro, los minerales y los químicos. Algunos convencionales pueden variar en este punto con total libertad, pero en los naturales la cosa es un tanto diferente. Si ves en el empaque que este producto posee un filtro de origen químico significa que el protector no es totalmente natural y podría incluir en su empaque una formulación engañosa que es mejor evitar.

Presta atención a la letra pequeña

Como te sugerimos en el punto anterior, existe una pequeña pero válida posibilidad de que el protector solar que piensas adquirir no sea realmente una alternativa totalmente natural, por lo que si deseas estar totalmente seguro es importante echar un vistazo a la letra pequeña.

Si incluye nombres como PABA, Diethylhexyl butamido triazone, Oxibenzona, Phenylbenzimidazole sulfonic acid o algo similar es muy seguro que se trate de un producto de origen químico y que a pesar de que cumpla con las regulaciones necesarias, no sea una sustancia amigable con el medio ambiente ni algo que quieras dejar en el mar en tus próximas vacaciones.

Si vas a adquirir un protector para tus niños, asegúrate que sea apropiado para su edad

La mayoría de los protectores solares naturales son aptos para todas las edades, pero a pesar de esto de todas maneras vale la pena tomarse un momento para revisar el empaque suministrado, buscando detalles como la edad mínima recomendada, principalmente si planeas aplicarlo en la piel de bebés o de niños muy pequeños.

¿Recientemente has tomado la decisión de comenzar a utilizar protector solar pero aun no tienes del todo claro cuál de tantos adquirir? Hemos creado un artículo pensando en ti. Te invitamos a consultar En qué fijarse a la hora de comprar un protector solar, según los dermatólogos

Ten en cuenta el envío

Como te dijimos más arriba, en algunos lugares resulta un poco difícil conseguir protectores naturales, por lo que es necesaria una compra en línea. En este caso y dependiendo de las razones que te hayan motivado a cambiarte a esta opción más natural deberás prestar atención a los tiempos y precio de envío.

Y es que si estás pensando en un protector natural para ayudar al medio ambiente pero su traslado implica grandes recorridos con emisiones de CO2 realmente no es muy buena idea. Lo mismo ocurre en el caso que desees el producto para ahorrar, ya que contando el precio de envío puede resultar un gasto mayor que adquiriendo el protector convencional en tu tienda de confianza.

En ambos casos lo que te recomendamos es que si aún quieres probar esta alternativa te decidas a optar por la elaboración de tu propio protector solar natural totalmente casero, el cual te permitirá seguir ayudando al medio ambiente y ahorrando una buena cantidad.

Protección contra el agua

Este es un factor que se debe manejar independientemente del tipo de protector que vas a aplicar. Si vas a utilizar el protector para uso diario, la resistencia al agua es un tema que puede dejarse de lado, en cambio si la intención es acudir al mar o a la piscina, sin duda es un punto que debes considerar, ya que nadie quiere aplicarse el protector y terminar dejándolo todo al entrar al agua.

Verifica el tiempo de protección que te brinda el producto

Los protectores solares naturales ofrecen una protección bastante efectiva pero por un tiempo limitado. Asegúrate de leer muy bien cada cuánto tendrás que volver a aplicar una capa de protección, sólo de esta manera podrás estar totalmente seguro que tu piel se encuentra lo más asegurada posible contra los daños.

La lucha contra el daño a los ecosistemas es un tema que debe tratarse de diferentes ángulos. Para unirte a esta batalla y no dejar de proteger tu piel de los daños del sol, la mejor opción es adquirir un Protector solar biodegradable

Cómo hacer un protector solar natural en casa

Cómo hacer un protector solar natural en casa

Como te lo prometimos al inicio de este artículo, no podíamos cerrar este tema sin indicar el paso a paso de cómo hacer un protector solar natural en casa. De este tipo de productos existen muchísimas recetas, las cuales pueden variar tanto en complejidad como en funcionalidad, pero el día de hoy solo te hablaremos de una básica, que puede servirte como punto de partida si no tienes demasiada experiencia en la elaboración de cremas y cosméticos.

Para esta receta vas a requerir

  • 1 cucharada de aceite de almendras, como u oliva
  • 1 cucharada de cera de abeja
  • 3 cucharadas de gel de sábila o aloe vera
  • 2 cápsulas de vitamina E o aceite de germen de trigo
  • 1 cucharadita de aceite esencial de tu preferencia, que no sea cítrico
  • 5 cucharaditas de óxido de zinc, para obtener un producto con FPS de 50
  • 1 cucharada de agua destilada
  • 10 gotas de extracto de semilla de pomelo (opcional)

Proceso de elaboración

Como te indicamos en líneas anteriores, elaborar esta receta de protector solar es muy simple y económica. Éste preparado brinda un FPS de 50, que es dado por el óxido de zinc, para alterarlo simplemente debes cambiar la proporción de este ingrediente ya que se estima que cada cucharada que se utilice aporta un FPS de 10, por lo que si por ejemplo quieres una protección de tan solo 30, vas a tener que colocar tan solo 3 cucharadas.

Explicado esto podemos proceder con el paso a paso. Comienza fundiendo la cera de abejas junto con el aceite vegetal que has elegido a baño maría. Esta cera tardará poco en disolverse ya que no requiere demasiada temperatura. Una vez lista retira la preparación del fuego y procede a añadir el aceite esencial, el aceite de germen de trigo y las cucharadas deseadas de óxido de zinc, luego aparta para después.

En un bol aparte calienta un poco el agua destilada y verter sobre ella el aloe vera, esto con el objetivo de disolverlo un poco y mejorar su textura. Mezcla hasta que baje de temperatura y se encuentre templada y procede a combinar con los demás ingredientes que habías reservado.

Para terminar simplemente envasa en el lugar deseado y deja reposar por unas cuantas horas hasta que espese un poco gracias a la cera de abeja. Luego estará lista para usarse tanto en tu día a día como en tus viajes a la playa. El tiempo de protección que brinda este producto es de 3 a 4 horas, así que pasado el momento tendrás que tomarte un instante para volver a cubrir todas las zonas de tu piel.

En cuanto a su tiempo de vida útil, el mismo puede llegar a variar dependiendo del clima y el lugar en donde te encuentres, por lo que todos los días antes de aplicarte te aconsejamos tomarte un momento para verificar que tanto su olor como su color se encuentran intactos. Ya que cualquier variación de los mismos será suficiente para descartar la sustancia.

Si te ha gustado este artículo y quieres conocer todo sobre el protector solar más recomendado por los dermatólogos de todo el mundo, puedes echar un vistazo a nuestro tema especial titulado Protector solar mineral: Qué es y cuáles son sus beneficios

Comentarios desactivados en Protector solar natural