Puntos negros y espinillas ¿Cómo prevenirlos
General,  Limpieza facial

Puntos negros y espinillas ¿Cómo prevenirlos?

Durante buena parte de nuestra vida, la piel pasa por diferentes cambios, la misma suele adaptarse a diversas situaciones que exploran factores climáticos, hormonales, patológicos o cosméticos. Según los expertos en el área de dermatología la piel es lo más cercano que podemos tener a una especie de esponja biológica.

Comienza ahora mismo una rutina de exfoliación casera con ingredientes 100% naturales. Echa un vistazo a: Exfoliante facial casero

Puntos negros y espinillas ¿Cómo prevenirlos

Todos estos cambios son de vital importancia, nos pueden llegar sorpresivamente, y en algunos casos pueden proveerse en etapas importantes de nuestra vida como lo es la adolescencia donde las espinillas, barros y puntos negros están más presente tanto en hombres como mujeres en pleno desarrollo, pero, ¿Es esto tratable?

Para nuestra fortuna lo es, la ciencia ha avanzado lo suficiente como para hoy contar con varios tipos de tratamientos y opciones que nos pueden ayudar a sopesar las consecuencias de estos cambios hormonales, o incluso controlar los factores que imperan en los cambios que causan la aparición de estos defectos estéticos.

La posibles soluciones no sólo exploran el uso cosméticos de productos, sino que también buscan la forma de cambiar rutinas de vidas y el factor nutricional está en pleno aporte y convergencia de una estricta dieta para evitar el rebrote de espinilla y otros males que afectan directamente nuestro cutis. Es por esa razón que hemos decidido dedicarles las siguientes líneas.

Quédate con nosotros y descubre las causas y factores que contribuyen a su aparición, las soluciones y por encima de todo como evitar un rebrote masivo una vez superada la primera oleada.  Lo importante en todo este asunto es recobrar la confianza en que puedes seguir manejando los destinos de tu salud facial y un problema de este tipo no es el fin de ese control.

Si deseas exfoliar la piel de tu rostro y aun no sabes cómo hacerlo, es momento de enterarte de los pasos a seguir usando esta guía que hemos preparado apara ti: Cómo exfoliar la piel del rostro

Espinillas, barros, comedones o incluso los puntos negros no son parte de un solo individuo, es un problema común que se sigue reproduciendo en varias personas, causa problemas estéticos que calan en conflictos de autoestima y puede ayudar a destruir emocionalmente a quien los padece por la presión social de lucir distinto al ideal o patrón de belleza occidental.

En este espacio ponemos todo bajo la mesa, entendemos de lleno tu preocupación y nos comprometemos con brindarte la información adecuada para hacerle frente, así que sin más palabras que agregar comencemos por definir el problema y dar paso a la lista de posibilidades para resolverlo. ¡Empecemos!

 Los puntos negros y sus causas

 Los puntos negros y sus causas

Seguramente esta palabra te hace estremecer de miedo u angustia, los comedones son el mal común en muchas pieles del mundo y sin importar su tipo, todas algunas vez han manifestado afectarse por este problema bastante común. Pero la palabra común en este espacio no significa quedarse maniatados frente al problema y estamos para darle soluciones definitivas.

Buscar las causas que nos llevan a presentar los llamados puntos negros nos hace parar en un esquema profundamente médico, y es que al estar investigando un poco sobre el tema, pudimos encontrar que los mismos también son llamados como “Acné comedogenica” que aunque no son granos purulentos como los que normalmente conocemos, y vamos a detallar más adelante, pertenecen a una misma raíz del problema.

Basándonos el fundamento científico y dermatológico, encontramos que tanto los comedones como las manchas negras son problemas bastante comunes en la adolescencia y muchas veces en la vida de las personas en general en cualquier etapa que se encuentren, siendo la anterior la más críticas al manifestarse de forma masiva por primera vez.

Si bien el problema afecta a todas las pieles sin importar su tipo, también es sabido que una en particular es la más vulnerable, y es precisamente las del tejido graso, o mejor conocido en el mundo común como “pieles grasas” estas suelen tener  mayor concentración de grasas epidérmicas naturales que supuran la piel, todo este concentrado excesivo crea el ecosistema perfecto para la aparición de este problema estético común y otros males.

Pero los puntos negros no solo acaban aquí, este problema comienza como una espinilla común y corriente, pero tiende a oxidarse y la carga ambiental y variable ecológica hacen que el mismo mute y se convierta en un problema que radica en su pigmentación y que al regarse en presencia de otras grasas presentes en el cutis, se extiende masivamente y causa un oscurecimiento de la piel.

Las dudas nunca son buenas consejeras, y desde acá sabemos que las personas no están muy convencidas sobre la exfoliación. Descubre más en: Qué es y para qué sirve el exfoliante facial

La ausencia de luz cuando hablamos específicamente de este inconveniente facial son el problema estético superficial, pero lo verdaderamente grave se comprende una vez que concluimos que la afectación viaja por los poros, y obstruye el reparamiento natural de la piel y su natural ciclo de autoregenaramiento, lo cual atribuye a causas más graves que requieren de intervención profesional o tratamientos químico para darle solución.

Como bien pudiste notar, la aparición de estos pequeños folículos porosos negros no solo acaban en un problema de verse bien y lucir esplendido, sino que termina por manifestarse en un problema mucho mayor donde la salud general está comprometida, ya que la piel es sin lugar a dudas el órgano más importante que tenemos en nuestro cuerpo, y nuestro interés siempre debe esta en querer salvaguardarlo.

 Las espinillas y sus causas

 Las espinillas y sus causas

Aunado a todo el problema que los puntos negros nos pueden causar, esta también las espinillas o comedones. Estos a diferencia del problema anterior no presentan una pigmentación de característico color negro o gris, además se le atribuyen inflamación y por ende dolor en la parte superior del problema, lo cual acaba socavando la paciencia de las personas.

Todos alguna vez tuvimos que lidiar con ese pequeño amigo en el momento menos indicado, y aunque puede parecer que todo es parte de una conspiración para hacernos lucir mal, la verdad es que el estrés puede ser una variable que da cabida a su aparición, pero eso lo vamos a detallar más adelante, por ahora solo nos centraremos en su definición.

Una espinilla tampoco es algo que podemos llamar o catalogar como emergencia nacional. La verdad suele ser bastante simple de tratar y simplemente debemos abocarnos a seguir el tratamiento indicado, ¿Pero en sí que causa la aparición de este problema? Hay diversos factores pero entre los más comunes encontramos el plano hormonal, y nutricional.

Partiendo justamente de esas causas, es donde más adelante encontrarás la solución y es que las espinillas suelen resolverse en cuestión de días, y lo que debes hacer es relajarte y evitar regar la infección por el resto de tu área facial. Recuerda que la piel es una sola, y lo que hacemos en un área puede rápidamente extenderse a otras y causar un verdadero desastre.

Cuando el tejido entra en contacto la inflamación de estos pequeños folículos, con bacterias y en combinación con otros factores como lo son la grasa presente de forma natural en la piel y de añadido como lo mencionamos en el contexto nutricional, se crea la condición perfecta para que desde lo más profundo de la dermis empiece a crecer un grano.

Todo lo que expresamos anteriormente lleva sus días de formación, y aunque no es visiblemente evidente, podemos sentir como esa parte empieza a ponerse de color rojo y al pasar ligeramente el dedo, notamos la protuberancia, es ahí cuando la elevación del problema cala a la superficie y se hace notorio. El grano comienza a madurar, se hace más grande y saca una especie de punta o raíz que al llegar al punto más álgido termina por estallar y supurar grasa contaminada.

Dicha grasa debe ser limpiada rápidamente, y evitar que se pongan en contacto con otras partes del área para evitar un rebrote. Ahora que conoces cómo se forma y termina madurando, es momento de pasar a soluciones reales y eficaces para darle un rotundo adiós a este problema estético de miles de millones de mujeres y hombres en todo el mundo.

¿Cómo prevenir los puntos negros y espinillas

¿Cómo prevenir los puntos negros y espinillas?

Es momento de plantarle cara al problema y dejar de angustiarse por un problema que aunque no es del todo grave igual merece nuestro empeño y disposición para darle una solución definitiva, es por eso que en este espacio nos hemos comprometido para tráete a ti, nuestro más asiduo lector las maneras que tiene darle un punto y final a este problema que seguramente te ha acompañado desde años.

Hemos investigado a detalle y consulta con profesionales, la mejor forma que tenemos de hacerle frente al problema, y si bien las causas de su prevención radica muchas veces en nuestros hábitos de higiene, es también preciso que comprendas que la voluntad de evitarlo a toda costa cueste lo que cueste, formará parte de un punto clave para así ganar en estrategia y evitar la propagación.

Te garantizamos que con estos consejos para su eliminación tanto como los puntos negros y barros, serán de absoluta ayuda, y que a partir de ahora, contaras con periodo de prueba de 30 días para notar los evidentes cambios positivos que estos surten en ti, así que sin mediar más palabras comencemos por mostrarlo y darle una sonrisa a un rostro que nace al calor de la salud y con el brillo más radiante que podamos tener. ¡Manos a las obras!

Puntos negros

Pasando directamente al principal problema, comencemos por el tratamiento para evitarlo. Si bien ya hemos definidos que son pequeños folículos que tienden a oxidarse por factores que convergen en el clima y el complicante de las grasas naturales de la piel aún no hemos definido como puedes lograr evitarlos, y desde aquí te invitamos a seguir estos pasos para darle cabida a algo que puede cambiar tu vida cuanto menos lo esperas, aplícalo y comienza ahora mismo a conducir el propio destino de tu salud facial.

-Buena higiene facial: Es importante que esto lo tengas en claro antes de comenzar a cualquier tratamiento, ya que es el pilar fundamental no solo de la prevención de los puntos negros, sino que también está dentro de las normas básicas sanitarias que te ayudan a mantenerte alejada o alejado de problemas más graves que si llegan a afectar la salud general y radican en consecuencias graves. Hazlo al menos unas 3 veces al día con abundante agua fresca y una toalla limpia.

-Desmaquillarse: Mujeres, maquillarse es una de las razones por las que nos caracterizamos, si bien decidimos estar bellas con esos colores que realzan nuestra belleza natural, es necesario seguir en concordancia con el punto anterior, y si quieres evitar la formación de estas manchitas irregulares, nunca, pero bajo ningún concepto debes ir maquillada a la cama, ya que esto contribuye a la formación de un ecosistema toxico en los tejidos de tu piel.

-Exfoliación: Si bien eres una aficionada a los cuidaos faciales sabrás que la exfoliación forma parte junto con la limpieza e hidratación de los principios básicos para el cuidado de nuestras piel, y así evitar males mayores como lo son los granos y barros. Ahora que lo tienes concientizado, debes aplicarlo al menos unas tres veces por mes de la forma que gustes, para así tener en cuenta que el problema que discutimos hoy está lejos de hacerse presente en ti si mantienes una rutina estricta.

Dos métodos que están a la vanguardia de la soluciones a diversos problemas estrictos, mira lo que hemos preparados para ti en: Diferencia entre peeling y exfoliante

-Evitar productos baratos: No escatimes en productos que parecen ser una oferta excelente de ahorro, por sacrificar tu salud facial, seguramente estarás de acuerdo en que de alguna manera u otra la empresa gana dinero a costas de estas ofertas, y desafortunadamente el precio es muy alto y está directamente relacionado a tu salud facial. Si, puedes encontrar buenos precios, calidad no siempre significa altos precios pero ten mucho cuidado cuando el valor raya en lo absurdo.

Espinillas

Ahora es momento de focalizar nuestros esfuerzos para prevenir la aparición de estos granos molestos que normalmente suelen aparecer en cualquier etapa de nuestra vida, y si todos estamos de acuerdo, en el momento menos indicado. ¿Será un factor de estrés la aparición? Es probable pero más adelante te contaremos cómo hacer para erradicarlas desde la prevención.

Es importante acciones de forma correcta cuando de espinillas se trata, no  hay que desesperarse puesto que estamos tratando directamente con una inflamación que podría complicarse si hacemos o ejecutamos lo inadecuado. Hoy conocerás cuatro formas infalibles de hacerle frente, y con suerte y mucha constancia darle un rotundo adiós a un problema que bien podría catalogarse de generacional.

-Lavarse la cara diariamente: Al igual que el método de prevención con respecto a los puntos negros, es también importante que entiendas que el lavado de cara es el pilar fundamental en los cuidados fáciles, y que en esa práctica encontramos refugio para evita no solo maleas estéticos sino también más graves que afectan a nuestra salud en general. Toma conciencia, y hazlo diariamente para evitar dolores de cabeza.

-Mantener el cabello limpio: Aunque te resulte un consejo atípico en estas prácticas que tiene que ver directamente con la cara, o zona facial, encontramos que en la opinión de los expertos, todo lo colindante a esta área del rostro puede ser determinante para problemas o soluciones futuras. Los comedones son acumulación de grasa en forma de folículos dolorosos que terminan por inflamarse y finalmente drenar. La grasa del cabello contribuye a su formación, por lo que debes evitar tenerlo desaseado y así cuando esté en inevitable contacto con la cara no produzca el problema que comentamos en líneas anteriores.

Crema hidratante: Mantener el área facial correctamente cuidada es clave para evitar males futuros, una buena crema hidratante no solo añade frescura a tu rostro sino que también la mantiene alejada de partículas que pueden contribuir a el esquema de infección que produce la aparición de granos. Si no tienes una crema hidratante puedes probar una solución casera o aprovecha una idea en el mercado y hazte con la que más te guste.

No extirpar las espinillas: Tus manos u objetos deben mantenerse lo más alejado posible del área afectada, reduce la tentación de exprimirlas a todas costas, esto solo agrava el problema, riega la infección y por más que sea es doloroso. No es recomendable hacerlo, puedes alterar la carga infecciona en lo profundo de la dermis y contribuir al aparecimiento de estas pequeñas manchas al no tener el recurso adecuado de limpieza profunda.

Definir y actuar es lo que vas a conseguir en este espacio de información que hemos creado para ti. Ya no temas más y  descubre cómo actuar ante un problema estético presente en hombres y mujeres: Qué son y cómo eliminar los comedones

Los problemas más comunes que podemos tener en nuestra piel han sido expuestos de forma satisfactoria en el artículo que te acabamos de presentar. Hemos llegado al final por parte de nosotros, pero en ti comienza una nueva etapa de cuidado verdaderamente consciente donde los destinos de tu salud facial comenzarán a detallarse una vez tomes las acciones correctas.

Recuerda compartir esta y otras informaciones e invita a tus colegas a unirse a nuestra pequeña comunidad para así seguir creciendo y sumando mas personas para integrarse a  una vida donde la salud y el cuidado facial sean pieza clave y fundamental del hombre y mujer del mañana. ¡Hasta pronto y no olvides seguir leyendo nuestras próximas entregas!

Comentarios desactivados en Puntos negros y espinillas ¿Cómo prevenirlos?