Tónico agua de rosas
Tónicos faciales

Tónico agua de rosas

Las rosas son una de las flores más populares de todo el mundo, las solemos ver presentes en celebraciones como San Valentín o incluso el día de las madres, ya que son consideradas el regalo perfecto para un ser amado. Pero la verdad es que estas hermosas flores son muchísimo más que eso, y es que pueden volverse uno de los aliados más inesperados y extremadamente eficientes para el cuidado de la piel, especialmente para el área del rostro.

Tónico agua de rosas

Actualmente es bastante común conseguir productos para la piel que incluyen extracto de rosas, aceite de esta flor o incluso aseguran contenerla en su estado natural o en forma de agua de rosas, siendo justamente esta y el tónico que se elabora con las mismas una de las mejores maneras de aprovechar el producto y lograr brindar a nuestra piel todos los beneficios que puede llegar a ofrecernos, dándole un lugar bastante importante como parte de nuestra rutina de cuidado de la piel.

Esta agua es tan popular y efectiva que incluso ha llegado a ser considerado por muchos como el astringente más delicado y suave que puedes llegar a encontrar tanto en el mercado como en la cosmética natural, llegando a ser incluso superior a sustancias como el alcohol isopropílico, el Hamamelis o la mayoría de los astringentes disponibles.

El día de hoy en nuestro artículo te estaremos hablando específicamente del tónico de agua de rosas, un limpiador facial que resalta por su extrema suavidad, la cual es reflejo del delicado y especial proceso que lleva su elaboración y que tras conocerlo y entender tanto sus usos como propiedades y beneficios podría estarse fácilmente convirtiendo en un aliado infaltable en tu neceser.

Antes de continuar con este artículo, si no sabes muy bien qué es y para qué sirve este producto, te invitamos a echar un vistazo a nuestro tema titulado: Para qué sirve un tónico

Cómo se extrae y de donde proviene esta fabulosa agua

Cómo se extrae y de donde proviene esta fabulosa agua

El agua de rosas es una sustancia bastante conocida, que ha ido poco a poco haciéndose un hueco en los hogares de todo el mundo como un aliado tanto para la belleza como para la salud de la piel, pero hasta el día de hoy, muchas personas sea o no que la usen con frecuencia no tienen un claro conocimiento sobre cuáles son sus orígenes, teniendo una simple y vaga idea de que, como su nombre lo indica, es un agua que proviene de las rosas.

Y justamente este es el origen de esta fantástica agua, pero su extracción es un poco diferente y un tanto más compleja que lo que sugiere el nombre, ya que no se trata de un simple agua producida por la extracción directa o ebullición de la sustancia, sino que tras de sí se esconde un trabajo un tanto elaborado que requiere el uso tanto de implementos como de procesos que si bien puedes realizar en casa, necesitan de ciertos conocimientos que un usuario promedio no posee.

La verdad es que obtener agua de rosas es el resultado de un proceso bastante similar al empleado para conseguir cualquier otra agua floral tanto conocida como no tan popular, siendo el resultado de un trabajo de destilación por vapor, donde se extrae el producto del aceite esencial de la planta que lo origina, siendo en este caso la popular y mundialmente famosa flor de rosa.

El producto final, el agua de rosas o el agua de cualquier flor, tiene la ventaja de mantener intactas todas las propiedades y cualidades con las que cuenta el aceite esencial con el que han sido creadas, pero arriesgando en gran parte la concentración de los mismos, haciendo que el producto pueda cumplir las funciones si la necesidad de aplicar una cantidad tan reducida y pudiendo darle a la planta un uso mucho más libre y amplificado.

En el caso especial del agua de rosas, a diferencia del aceite que le da origen, tiene la importante ventaja de que puede ser utilizado por todo tipo de personas independientemente de su edad, al punto de poder aplicarlo incluso en niños sin ninguna clase de riesgo o efecto adverso, logrando sacar el mejor provecho de los múltiples beneficios que ofrece a la piel.

Beneficios de su uso en la piel

Beneficios de su uso en la piel

Uno de los usos principales del agua de rosas es justamente como un tónico facial, ya sea mediante la aplicación pura y directa, a través de la adquisición de tónicos comerciales que la contengan o incluso mediante la elaboración de tónicos faciales caseros con base de agua de rosas. Y es que esta interesante sustancia tiene la cualidad de brindar a la piel una larga lista de múltiples beneficios que solo mediante este método pueden ser totalmente aprovechados.

Estos, ayudan a mantener la piel en óptimas condiciones, a la vez que van poco a poco generando el mejoramiento de la apariencia general de la dermis, incluyendo a las zonas más delicadas. Pero, si hasta el momento eres de los que no tienen del todo claro cuáles son las ventajas que puede traer el agua de rosas a tu piel, permítenos explicarte de una forma breve y concisa cuales son las más resaltantes.

Ayuda a prevenir y reducir la formación de arrugas en el rostro

Uno de los beneficios más importantes del uso de este producto, y que sin duda es el que sirve de motivación para una gran cantidad de usuarios de todas las edades, pero principalmente los que ya cuentan con más de 45 años y presentan una piel mucho más madura es el hecho de la facilidad con la que el tónico de agua de rosas puede ayudarnos en la lucha más famosa en todo el mundo de la cosmética y el cuidado facial.

Esta sustancia cuenta entre sus propiedades con la capacidad de ayudar a reafirmar la piel, a la vez que la suaviza y mejora el tono general, ayudando a reducir las arrugas ya presentes en la piel siempre y cuando estas sean leves o poco moderadas, a la vez que previene su formación, sea esta temprana o si por el contrario ya te encuentras en la etapa de tu vida en la que es más necesario prestar la debida atención a este punto.

Resulta ideal para tratar problemas en las zonas más delicadas como lo es el espacio del contorno de los ojos, siendo especialmente práctica para tratar las conocidas patas de gallo, reduciendo su apariencia y previniendo el empeoramiento del problema.

Reduce la pérdida de colágeno y de elastina

Otro gran beneficio de esta agua y que va muy ligado al punto anterior es la increíble capacidad con la que cuenta el producto para actuar como un inhibidor natural de dos de las sustancias más importantes de la piel, y que suelen estar directamente relacionadas con su estado general y posible deterioro, algo que ayuda a prevenir no solo las arrugas sino todos y cada uno de los signos comúnmente asociados al paso del tiempo.

El uso frecuente de agua de rosas en forma de tónico facial logra servir como un camino para impedir la degradación de estas dos proteínas. Pero cabe destacar que no aumenta su formación por lo que si ya los niveles de estas sustancias se encuentran muy bajos tendrás que apoyarte de igual forma de otros productos para ir poco a poco recuperando los niveles antes de lograr notar resultados reales.

Revitaliza la piel

Como te mencionamos en líneas anteriores, el agua de rosas proviene directamente del aceite de esta planta, por lo que conserva la totalidad de sus funciones aunque en un nivel mucho menos concentrado. Esto también incluye la capacidad con la que cuenta el aceite de rosas para servir como un revitalizante de los tejidos, promoviendo la  regeneración de las células que conforman la piel y ayudando a que esta recupere la apariencia firme y suave que solía tener.

La ventaja de la aplicación del tónico de agua de rosas es el hecho de que, a diferencia del aceite, puede ser aplicada de forma directa en la piel, facilitando el uso diario y promoviendo mejores resultados para este fin en un periodo de tiempo un poco más reducido, a la vez que se encarga de brindar un agradable aroma con el que puedes sentirte fresco y relajado.

Ayuda a cicatrizar y sanar heridas superficiales

Todos sabemos lo desastroso que puede llegar a ser el padecer una herida superficial en la piel del rostro, ya que por nada del mundo quisiéramos que sane de manera inadecuada y termine generando una antiestética cicatriz difícil de disimular. Y para este punto el agua de rosas también puede resultar un gran aliado al que sin duda vas a querer acudir al primer momento que lo puedas estar considerando como algo necesario.

En cada lesión que ocurra en este espacio, es necesario prestar la debida atención y brindar productos que no generen irritación o daño. El agua de rosas es un tónico tan suave que al ser aplicado no va a producir molestias, enrojecimientos o ardor, sino que muy por el contrario te ayudará a prevenir una posible infección ya que cuenta con propiedades antibacterianas y antiinflamatorias que harán que la piel sane más rápidamente y reducirá la probabilidades de que quede alguna marca.

Combate problemas como el acné o los eczemas

Si cuentas con la piel grasa es casi seguro que la presencia de acné o al menos de pequeñas y frecuentes espinillas y puntos negros sea un problema bastante frecuente al cual debas enfrentarte sin descanso, al igual que cierto tipo de enrojecimientos, brotes o eczemas, por lo que te resulte un tanto complicado conseguir productos que puedan ayudar a combatir y prevenir los daños, el ardor, la hinchazón y en algunos casos la comezón.

Cuando aplicas agua de rosas en forma de tónico de manera regular te aseguras de ayudar a tu piel a mantener una textura mucho más uniforme, contrarrestando el exceso de grasa y sebo que suele ser el causante principal de todos estos problemas, a la vez que consigues un cutis con sensación mucho más ligera y limpia, sin sobrecarga de productos como sería el caso de la aplicación de otros tónicos faciales.

Esto se debe a que el tónico facial elaborado con agua de rosas tiene la capacidad de ayudar a eliminar todas las células muertas de la piel, prevenir la obstrucción de los poros e incluso reducir en gran medida su tamaño y apariencia, haciendo que tanto puntos negros como espinillas desaparezcan antes de siquiera ser un problema que puedas estar percibiendo a simple vista.

Pero cabe aclarar, que este punto solo es posible si agregas el agua de rosas a tu rutina diaria, ya que en los cutos grasos es más necesario prestar atención a la limpieza, y saltarte este procedimiento tan solo 1 día podría significar que veas surgir uno que otro pequeño punto de color oscuro o espinilla.

Regenera la piel

El agua de rosas destaca por contar con interesantes propiedades antioxidantes, lo que hace que sea bastante efectiva a la hora de fortalecer las células de la piel, ayudar a su regeneración y la del tejido cutáneo e incluso lograr prevenir su oxidación, lo que ayuda a contrarrestar la acción de los temidos radicales libres, agentes directamente relacionados con el envejecimiento prematuro y la formación temprana de problemas como arrugas, manchas o líneas de expresión.

Esto hace del tónico de agua de rosas un producto perfecto para el día a día en personas que suelen verse altamente expuestas a la luz solar y contaminantes, ya que muchos expertos consideran que la acción producida por el sol, pero más específicamente por los rayos UV que este emana aumenta la acción de estos radicales libres, haciendo que sea mucho más necesario centrar la atención en la prevención de sus efectos.

Otros usos de este producto

Otros usos de este producto

El uso principal del tónico de agua de rosas es, como seguramente te imaginas, para ser aplicado en la piel como un paso extra en la rutina de cuidado facial, luego del proceso de desmaquillar y de lavar el rostro a profundidad, ya que es de esta manera que se logra obtener y sacar el mayor provecho posible a los beneficios mencionados en el punto anterior, siendo el método con el que se suele comercializar y que comúnmente se incluye en las instrucciones de uso de los tónicos comerciales.

Pero en realidad, esta sustancia es mucho más práctica de lo que algunos pueden creer, ya que su aplicación puede servir para otras razones más allá de la convencional. Es un producto que sin duda alguna es bastante versátil, al punto de que algunas personas le dan aplicaciones personalizadas que para otros podrían llegar a resultar extrañas, pero que para uso propio han demostrado ser realmente efectivas.

Te sorprendería saber que existe desde quienes usan este tónico como perfume hasta quienes lo aplican en la limpieza de sus prendas de uso diario o incluso del hogar, valiéndose de la capacidad que tiene de eliminar impurezas y de erradicar bacterias, la cual si bien no es del todo efectiva se dice que puede llegar a compararse con algunos limpiadores comerciales. En realidad, los usos recomendados y que han demostrado efectividad para este tónico incluyen:

Desmaquillar el rostro

Efectivamente, el tónico de agua de rosas también puede servir como una alternativa simple y económica para retirar el maquillaje del cutis, que aunque no resulta tan efectivo como otras soluciones, si brinda una perfecta solución para los días en los que requieren un desmaquillante efectivo de última hora o para un uso esporádico cuando quieres valerte de su acción revitalizante y aprovechar el paso desmaquillar para nutrir la piel más profundamente.

Reducir las manchas en la piel

Este punto si bien podría encontrarse en apartado anterior, realmente no es tan conocido ni tan aplicado para ser considerado como uno de sus beneficios principales, pero vale la pena mencionarlo como un tipo para quienes están en la búsqueda de una ayuda extra para tratar problemas de manchas, principalmente cuando las mismas son generadas por la exposición al sol.

El agua de rosas, si es combinada con otros productos para tal fin, puede poco a poco ayudar a aclarar las manchas oscuras en la piel y recuperar el tono de las manchas claras. Esto es algo que si bien funciona perfectamente en el cutis, puede también aprovecharse para otros espacios que suelen ver alteraciones en su tonalidad como lo es los codos, rodillas o incluso las axilas.

Tratar las ojeras

Con un poco de agua de rosas y un algodón se puede realizar una suave, sumamente simple y muy efectiva mascarilla para el área del párpado inferior que tiene como principal objetivo ayudar a mejorar la circulación sanguínea y reducir poco a poco la apariencia de ojeras, principalmente si las mismas son a causa de cansancio o falta de sueño.

Sumado a ello, ayuda en menor medida a reducir la hinchazón ocular, problema que en la mayoría de las ocasiones acompaña a este tipo de ojeras, debido a la capacidad con la que cuenta de reducir todo tipo de inflamación.

Ayudar a limpiar heridas leves

Como último uso para el tónico de agua de rosas, no podemos dejar de resaltar la capacidad que tiene esta sustancia para ayudar a tratar heridas leves, no solo en el área del rostro sino que también en todos los espacios del cuerpo. Un poco de esta sustancia sobre la herida ayuda a limpiar, desinfectar y acelerar el proceso de recuperación y formación de costra, a la vez que puede prevenir la formación de antiestéticas cicatrices.

Si te ha gustado este artículo, puedes seguir con tu lectura en el siguiente link Cómo hacer un tónico facial casero

Comentarios desactivados en Tónico agua de rosas