Cómo hacer un tónico facial casero
Tónicos faciales

Cómo hacer un tónico facial casero

En la rama del cuidado de la piel, la salud y la cosmética, el tónico facial es un producto que, a pesar de sus múltiples usos, se ha ido convirtiendo en una solución un tanto olvidada, dejada de lado por otras soluciones que resultan más llamativas o incluso novedosas en comparación, y que aseguran cumplir la misma función. Pero eso no  significa que no podamos darle una nueva oportunidad y ayudar a que retome el lugar privilegiado que tuvo por tantos años.
Cómo hacer un tónico facial casero
Estas sustancias, no se encargan ni de hidratar ni de nutrir la piel a profundidad, pero sí son de gran utilidad a la hora de contribuir al buen aspecto y vitalidad de este espacio de nuestro cuerpo. Logrando tanto limpiar como refrescar y siendo un perfecto aliado a la hora de cubrir o tratar ciertas pequeñas imperfecciones que pueden afectar a cada tipo de piel, haciendo que sea un producto tan versátil como eficaz y que puede llegar a adaptarse a todo tipo de piel sin problema.
En este aspecto, existen dos alternativas, la conocida y convencional que está conformada por los llamados tónicos comerciales, que hasta el día de hoy son la opción que domina el mercado ya que están elaborados por reconocidas marcas del cuidado de la piel. Y la solución mucho más simple y natural que nos regala la cosmética natural, los tónicos faciales de elaboración casera, los cuales día tras día se vuelven cada vez más populares y se considera que podrían superar a su contraparte convencional.
De este último grupo es del que te hablaremos hoy, ya que la verdad es que la elaboración de tónicos faciales caseros es una rama que tiene mucho potencial, con la cual con unos simples pasos y tras la utilización de ingredientes tanto económicos como fáciles de conseguir, puedes estar realizando un producto que no solo ayudará enormemente a tu piel a verse mucho más hermosa sino que te ayudará a reducir gastos en tu cuenta de productos para el cuidado facial.
Si te interesa aprender sobre uno de los tónicos faciales más reconocidos del mercado, te invitamos a visitar nuestro tema sobre Tónico agua de rosas
Las ventajas de un tónico facial casero frente a uno comercial

Las ventajas de un tónico facial casero frente a uno comercial

El uso de productos caseros, como ya te lo hemos indicado, es un tema que con el paso de los días va ganando cierta cantidad de seguidores, quienes comienzan a notar las múltiples ventajas que esta alternativa ofrece a la piel, haciendo que la aplicación de alternativas comerciales comience poco a poco a pasar a un segundo plano o incluso a desaparecer totalmente de la vida de alguno usuarios, principalmente los más preocupados por el ambiente.
La aplicación de estas sustancias cuenta con diversas ventajas, que explicarlas podría tomarnos todo un artículo completo, pero que a términos mucho más generales puede ser englobada en ciertos puntos más llamativos que pueden servirte de motivación para dar el paso de brindarle una oportunidad a la fabricación y uso de tónicos faciales caseros.
En primer lugar, la ventaja más grande que nos regala esta alternativa es el poder controlar que los ingredientes a implementar puedan cubrir los usos y funciones que deseamos en nuestro tónico, pudiendo muy fácilmente fabricar un tónico facial que se encargue de darnos un efecto más llamativo que el ofrecido por las opciones comerciales, quienes solo se encargan de refrescar y limpiar el rostro.
Es posible por ejemplo, realizar un tónico facial casero que a la vez nos ayude a controlar el exceso de sebo, la resequedad, prevenir la formación de arrugas o incluso servir como un calmante o relajante con el que la limpieza nocturna y el proceso de dar por terminado el día sea mucho más placentero y favorecedor que de costumbre, puntos que sin duda a la larga traerá grandes beneficios a la apariencia y salud de tu piel.
Sumado a ello, otra gran razón para darle una oportunidad a esta alternativa es la gran ventaja económica que ofrece, la cual puede ser considerada como su punto más resaltante y el motivo que lleva a la mayoría a dar el paso de darle una oportunidad. Y es que a pesar de que el tónico facial comercial no disponga de un precio muy elevado, siempre será más económico fabricar productos en casa, por lo que para comenzar el tónico puede ser un buen camino para ahorrar unos cuantos centavos.
Como si esto fuera poco, el tónico casero también nos brinda un punto muy importante frente al comercial, y es el hecho de no estar llevando a nuestra piel ningún producto del que no estamos del todo seguros cuál es su composición. Y es que un hecho bastante conocido es que todas las marcas comerciales sin excepción alguna incluyen en sus formulaciones algunos químicos o elementos que no son del todo amigables con la piel.
Los cuales vienen sutilmente agregados en la letra pequeña de la lista de ingredientes, muchas veces escudados con nombres que un usuario promedio desconoce y que puede pasar desapercibido, haciendo que termines llevando a tu piel alguna sustancia que de manera voluntaria preferirías evitar.
Las recetas caseras están siempre en su totalidad preparadas a conciencia del usuario, en ellas solo vas a agregar lo que dispongas a hacerlo, dándote la libertad de escoger qué ingredientes y productos vas a llevar a tu piel y cuales vas a querer descartar ya sea porque generan un daño a cualquier persona como porque en tu caso en particular resultan contraproducentes.
Tónicos faciales caseros fáciles de elaborar

Tónicos faciales caseros fáciles de elaborar

Existe una larga lista de recetas de tónicos faciales, algunas mucho más complejas y otras que son consideradas de rápida elaboración, con la cuales siempre resulta más fácil comenzar y que pueden servir tanto para quienes ya tienen bastante experiencia en el mundo de la elaboración de productos caseros como para los que apenas están dando sus primeros pasos en la rama de la cosmética natural y buscan un producto con el que comenzar.
En estas se emplea cuando mucho un máximo de 3 ingredientes, y su proceso de elaboración no requiere ni de implementos especiales ni de métodos complicados, pero brindando aún así la ventaja de ofrecer un producto final de alta calidad que puede incluso llegar a compararse con el ofrecido por las marcas comerciales en algunos casos.
A continuación, te ofreceremos una pequeña lista de recetas, las cuales pueden ser bastante útiles para diversos tipos de piel, siendo consideradas por nuestro criterio como algunas de las mejores que existen, y las cuales te invitamos a probar si tienes la oportunidad y estás en la búsqueda de un tónico facial simple pero altamente efectivo.

Tónico facial de pepino para las pieles más secas

Si estás en la búsqueda de una opción para mantener tu piel suave y conseguir una acción revitalizante y relajante, esta receta es sin duda la ideal para ti, principalmente si sumado a ello cuentas con un tipo de piel especialmente seca y sensible que requiere la ayuda extra que solo los ingredientes de origen natural le podrían ofrecer.
El pepino es utilizado muy frecuentemente el mundo del cuidado de la piel, este es conocido por contar con la cualidad de hidratar profundamente la piel, ayudar a refrescar, combatir y prevenir la formación de arrugas e incluso llegar a aliviar de forma simple y efectiva las quemaduras producidas por la exposición solar, ayudando a evitar el ardor y reduciendo el enrojecimiento.
Para elaborar esta receta simplemente vas a requerir un pepino de tamaño estándar y aproximadamente medio litro de agua, siendo como te indicamos una receta muy rápida y que dispone de una cantidad reducida de ingredientes. Comienza por lavar muy bien y pelar el pepino, para luego cortarlo en trozos medianos que pueden ser rodajas de entre 2 y 3 centímetros de grosor, sin mucho detalle o cuidado.
Luego, coloca las rodajas en una olla con la medida indicada de agua, llévalo a fuego medio y cocinarlo hasta antes de alcanzar el punto de ebullición. Cuando ya se están comenzando a formar las primeras pequeñas burbujas retira del fuego y deja reposar por un tiempo mínimo de media hora o hasta que el agua haya alcanzado la temperatura ambiente.
El siguiente paso es simplemente colarlo y colocarlo en un envase adecuado que puede ser simple de boca angosta o si prefieres con aspersor, una vez envasado ya estará listo para su uso, siendo aconsejable una aplicación diaria en cara rutina de cuidado facial como un paso en el proceso de limpieza de la piel.
Esta agua tiene un tiempo de vida útil bastante corto, ya que tan solo una semana después es bastante probable que se haya estropeado, razón por la cual no es para nada aconsejable preparar más de la cantidad indicada, sino que por el contrario, si consideras que medio litro es demasiado para ti, una opción es reducirlo a la mitad o incluso menos.

Tónico de pétalos de rosas para revitalizar el cutis

Entre los tónicos más efectivos y que traen mayor cantidad de beneficios a la piel, el de pétalos de rosas es indudablemente uno de los más resaltantes y que destaca como favorito de muchos, al punto de llegar a ser imitado por diversas marcas comerciales quienes ofrecen una opción sintética de esta sustancia, la cual solo cuenta con extractos en un porcentaje bastante reducido, al punto de incluso afectar su efectividad.
Esta opción está pensada como una alternativa para ayudar a la piel a aumentar la producción natural de colágeno, debido a que posee altas concentraciones de vitaminas del complejo B así como C y E, las cuales se encuentran bastante relacionadas con los niveles de esta importante sustancia en todo el organismo.
Puede llegar a aumentar la elasticidad de la piel, así como mejorar su firmeza a la vez que la mantiene lo más libre posible de impurezas y contaminantes y desinflama las zonas más delicadas, siendo especialmente práctica para ser usada en el área del contorno de los ojos como un camino para prevenir y tratar las ojeras, hinchazón e incluso problemas como párpados caídos, algo que trae grandes beneficios a lo largo de la vida pero principalmente después de los 40 años.
Hacer esta receta de tónico facial casero es muy simple, tan solo se requieren 5 cucharadas de pétalos de rosas, de preferencia de la variedad damascena los cuales deberán estar picados es pequeños trozos, y una taza de agua. De forma opcional, puedes añadir también unas cuantas gotas de aceite esencial de rosas el cual ayudará a aumentar la efectividad y mejorar enormemente el aroma y frescura del preparado.
Una vez dispongas de todos los ingredientes, coloca el agua junto con los pétalos en una olla, y colócala a fuego lento, dejándola hervir por un tiempo aproximado de 10 minutos, tras los cuales deberás retirar, colar y dejar enfriar el agua hasta que llegue a temperatura ambiente antes de añadir las gotas de aceite esencial, mezclar y almacenar en un frasco de vidrio de preferencia con atomizador.
Se utiliza como el agua de rosas comercial, rociando con ella el rostro después de aplicar el desmaquillante y lavar la piel, dejándola actuar por al menos unos 5 minutos antes de proceder a aplicar cualquier otra sustancia y continuar con la rutina diaria de cuidado facial.

Tónico facial de manzanilla para tratar el acné

Un producto que siempre ha estado bastante presente en la rama de la cosmética natural es la manzanilla, una planta reconocida a nivel mundial por contar con una larga lista de propiedades que pueden ayudar a nuestra piel tanto de forma interna como externa, donde cumple la función de servir como calmante, antiinflamatorio y antioxidante, cualidad que la hace una de las opciones más llamativas para el cuidado del rostro ya que puede ayudar a prevenir la acción negativa de los conocidos radicales libres.
El uso de manzanilla en el rostro está especialmente pensado para quienes cuentan con la piel grasa o padecen de acné debido a que puede ayudar poco a poco a reducir la apariencia de las lesiones que lo conforman a la vez que limpia profundamente y reduje el exceso de sebo, ayudando a controlar la apariencia grasosa de la dermis. Sumado a ello, esta planta cuenta con la capacidad de ayudar a retrasar la llegada de los signos de envejecimiento, siendo ideal para todas las personas mayores de 25 años.
Prepararla es, como en los casos anteriores, sumamente simple, y no requiere de ninguna clase de experiencia. Solo vas a necesitar media taza de agua y dos cucharadas bien colmadas de flores de manzanilla, o en su defecto entre 3 y 4 sobres de infusión de manzanilla de la que es comercializada en la mayoría de tiendas y supermercados.
El proceso es tal cual como las recetas antes mencionadas y consiste en colocar a hervir las flores de manzanilla en este caso por un tiempo de tan solo dos minutos, tras los cuales deberás retirar pero no colar aún sino dejar que la planta termine de soltar toda su sustancia, tal y como cuando estás preparando un té para el consumo. El resultado será un agua de manzanilla bastante concentrada y con un color amarillento que deberá ser aplicada en un máximo de 3 días y almacenada en la nevera entre cada uso.
Su aplicación es a modo de mascarilla, con la ayuda de un algodón impregnado tras el lavado tanto matutino como nocturno y antes de la aplicación de sérum, crema o cualquier otra sustancia. Lo ideal es no enjuagar, por lo que tendrás que dejarla secar antes de continuar con los pasos y productos que acostumbras.

Tónico de aloe vera para restaurar la piel

Si ya cuentas con un cutis desgastado o sufres de cualquier problema considerado antiestético como manchas, líneas de expresión, acné o has comenzado a notar la formación de las primeras arrugas, no hay mejor aliado al que acudir que el ingrediente más utilizado y efectivo de toda la naturaleza, considerado como un regalo de la madre tierra para el cuidado de nuestro organismo pero principalmente la salud y apariencia de la piel.
La sábila o aloe vera cuenta con tantas propiedades y beneficios que es práctica para cualquier situación, no por menos es frecuentemente usada en toda clase productos comerciales que van desde simples jabones y champú hasta mascarillas, sérum y cremas, a la vez que es uno de los ingredientes más aplicados en todo el mundo de la cosmética natural.
Elaborar este tónico es solo un poco más complejo, ya que requiere extraer el gel del interior de la planta, siendo necesaria una cucharada del mismo junto con una taza de agua. Para comenzar coloca a hervir el agua por 5 minutos sin agregar aún el gel de la planta, esto para purificarla y eliminar las bacterias que pudiera contener en su interior.
Pasado el tiempo retira del fuego, deja enfriar un poco y añade la cucharada de gel de aloe vera, revuelve muy bien hasta disolver lo más posible y deja enfriar hasta temperatura ambiente. Cuando ya se encuentre frío, deberás pasar la mezcla por un colador de tela o paño para retirar todo pequeño rastro y conseguir un tónico lo más líquido y libre de sobras posible.
¿Te ha gustado este artículo? Si la respuesta es sí, probablemente también puedas disfrutar el siguiente tema: Para qué sirve un tónico
Aplícalo sobre la piel muy bien lavada dos veces al día, y déjalo secar en su totalidad antes de colocar cualquier otro producto. Este tónico cuenta con un tiempo de vida de máximo una semana, pudiendo llegar a ser mucho menor en algunos casos, ya que el clima cálido puede llegar a estropearlo más rápidamente.

Comentarios desactivados en Cómo hacer un tónico facial casero