Cómo usar el agua micelar 8 formas diferentes
Limpieza facial

Cómo usar el agua micelar: 8 formas diferentes

Conocida por brindar a la piel del rostro de múltiples beneficios además de poseer una increíble versatilidad que la hace conveniente para el cuidado de la piel. El agua micelar ha destacado tanto en los últimos años que se ha logrado convertir en uno de los favoritos indiscutibles del mundo de la belleza y el cuidado facial, al punto de ser considerado como uno de los productos básicos que jamás deben faltar en tu neceser.

Cómo usar el agua micelar 8 formas diferentes

El agua micelar es tan práctica que a pesar de contar con diversos usos aun hoy existe gente que no tiene muy en claro para qué puede servir, creyendo que es una simple sustancia que está obteniendo una fama pasajera y que cuenta con una utilidad sumamente fácil de sustituir por otros productos más convencionales como las toallas desmaquillantes, el tónico facial o los geles y aguas limpiadoras que nos han acompañado durante años.

Pero la verdad, es que más allá de sus usos básicos, este producto ha demostrado y sigue demostrando con el paso de los años que es mucho más útil de lo que podríamos haber llegado a considerar nunca, al punto de que hoy en día hay quienes dicen que ha sido altamente subestimada desde su creación y que simplemente era cuestión de tiempo para que saliera a la luz y nos demostrara ser una sustancia totalmente revolucionario para el cuidado de nuestra piel.

Si no sabes de lo que te estamos hablando y aún no conoces cuales son las utilidades con las que cuenta esta sustancia, a continuación te mostraremos tan solo 8 de las posibles maneras de cómo utilizarla, teniendo en cuenta que más allá de ellas existen otras más y algunas que no han sido descubiertas, así que si te animas tras leer las que te describiremos, puedes incluso intentar tú mismo darle un uso diferente, y quien quita, terminar descubriendo una aplicación bastante práctica.

Más allá de las opciones comerciales hay otras maneras de conseguir esta sustancia, si te interesa conocer una de ellas no te pierdas Cómo hacer una agua micelar casera

¿Agua micelar Qué es en realidad

¿Agua micelar? Qué es en realidad

Antes de comenzar a detallar algunas de las posibles aplicaciones para esta sustancia, consideramos oportuno dedicarnos un momento a explicar brevemente de qué se trata, ya que existen quienes no tienen esto muy en claro y por esta razón no han optado por darle una oportunidad en su uso diario.

El agua micelar nace hace más de 100 años, a comienzos del siglo XX en Francia, su objetivo original era servir como una manera de limpiar la piel sin tener que acudir al agua corriente, ya que la misma había demostrado causar cierta irritación e incomodidad en quienes contaban con la piel muy sensible, esto debido a la alta concentración de minerales que contenía.

Tuvo gran aceptación y se extendió por todo el mundo, donde se le daba uso como limpiador facial sin enjuague, pero con la llegada de mejores técnicas y sustancias fue dejada de lado hasta que recientemente volvió con mucha más fuerza que antes, gracias a ciertos avances en su fórmula con los que ha demostrado una efectividad mayor de la que se consideraba en sus orígenes.

En general, esta sustancia es un producto que cuenta en su composición principal agua y micelas, las cuales son un tipo molécula que tiene el poder tanto de adherirse en la piel como de atraer y atrapar toda clase de contaminantes y agentes externos para luego retirarlos de la piel, dejándola perfectamente limpia sin la necesidad de ejercer gran presión o frotar en exceso.

Es tan efectiva que se le considera un producto apto para todo tipo de piel sin importar la sensibilidad de la misma, ya que cuenta con una composición tan pura y libre de químicos que incluso no genera reacciones alérgicas ni efectos secundarios comprobados, siendo perfecta para personas de todas las edades y sin importar si tu piel es reseca o posee un alto nivel de grasa de forma natural.

Los 8 mejores usos para este producto

Los 8 mejores usos para este producto

Ya que tienes mucho más claro lo que es el agua micelar, debes estar comenzando a considerar el darle una oportunidad en tu rutina diaria de cuidado de la piel, pero no debes apresurarte, ya que más allá de lo básico te hemos mencionado que esta sustancia cuenta con múltiples usos, algunos de ellos bastante obvios y otros que pueden resultar un tanto llamativos si no los habías escuchado mencionar con anterioridad.

Hay que resaltar que entre sus propiedades, las más importantes y de las que deriva la totalidad de sus usos es el poder limpiador que posee, sumado a la capacidad de humectación y tonificación, esto en el caso de la receta base. Pero actualmente es posible encontrarnos con una amplia variedad de variaciones en este producto, por lo que algunas funciones van un poco más allá. En general, entre las formas diferentes de utilizar este producto encontramos:

1. Como un perfecto limpiador facial

Queda claro que el uso número uno para este producto es el que le ha dado vida. El agua micelar ha destacado en los últimos años como la alternativa perfecta para mantener la piel totalmente libre de contaminantes, y es que tiene tal poder de acción que logra penetrar incluso en el interior de los poros, retirando de ellos la suciedad que se ha acumulado y que tarde o temprano terminaría causando la formación de puntos negros o espinillas.

Esta sustancia es bastante ligera, lo que la diferencia de muchos de los limpiadores del mercado. Tiene la ventaja de no dejar una piel con consistencia grasa, además de brindar una sensación de frescura y alivio bastante particular debido a la capacidad de secarse rápidamente.

2. Para eliminar rápidamente el maquillaje

Se sabe que más allá de la limpieza, el retirar el maquillaje del rostro es un proceso al que muchas mujeres le suelen huir, debido a que hacerlo de forma convencional suele requerir más tiempo y esfuerzo del esperado. Pero, para este punto el agua micelar también puede resultar de gran ayuda, y es que la aplicación que ha ganado mayor popularidad en los últimos años es su uso como desmaquillante facial.

Las micelas que componen a esta sustancia son tan peculiares y cuentan con tal poder de acción que no solo son útiles para la suciedad convencional, sino para esa que aplicamos de forma consciente en nuestro rostro, el maquillaje. Es posible retirar la totalidad del producto en tan solo una simple pasada, sin requerir frotar ni dejar actuar por varios minutos, algo que muchos consideran casi un acto de magia.

Es capaz de retirar incluso el maquillaje considerado más difícil, como el de los labios y ojos, espacio donde destaca principalmente por la prácticamente nula posibilidad de causar irritación o reacciones adversas, así que no deberás preocuparte porque unas gotas penetren en tu mirada.

3. Como un desinfectante para las manos

Últimamente, el desinfectante y antibacterial han ganado en el interior de nuestros bolsos un espacio bastante privilegiado, ya que se ha vuelto bastante común que les demos un uso diario y contante. Pero tras unos días es normal comenzar a notar como las palmas comienzan a notarse resecas y el espacio de los dedos se ve un poco agrietado. Esto tiene una causa bastante peculiar, y es que nuestro cuerpo no está diseñado para recibir tanto alcohol de forma frecuente, siendo que el mismo es una sustancia un tanto irritante.

Para prevenir y solucionar esto, el agua micelar puede ser una interesante alternativa, ya que debido a su capacidad limpiadora también ha demostrado ser un efectivo desinfectante para la piel. Su uso no genera ninguna clase de irritación ni efecto adverso, aunque cuenta con una efectividad un poco menor a la del alcohol, por lo que solo se aconseja de forma esporádica o cuando no se requiere una desinfección tan poderosa.

Para aplicarlo simplemente basta con colocar unas cuantas gotas y comenzar a frotar las manos, luego esperar unos cuantos segundos a que seque ya que, al igual que como ocurre en el rostro, no es necesario enjuagarlo.

4. Para tonificar la piel del rostro

El agua micelar logra extraer del cutis toda la grasa, suciedad y sebo que se ha acumulado en ella, penetrando en los poros y retirando todos los contaminantes de su interior. Este punto si bien es efectivo en el área de la limpieza facial, también puede ser bastante practico para otro fin, el tonificar la piel del rostro.

Y es que debido a su textura casi líquida, muy similar al agua, y su textura liviana resulta perfecto para tonificar la piel, pero sin todos los ingredientes extra y efectos adversos con los que cuentan algunos tonificantes disponibles hoy en día en el mercado. Esta cualidad se consigue casi inmediatamente cuando aplicas agua micelar ya sea como limpiador o como desmaquillante, por lo que si lo has utilizado es probable que ya te hayas dado cuenta.

Pero si quieres tonificar tu piel, sin la necesidad de aplicar este producto con una de las funciones antes mencionadas, también es posible. Solo debes colocar en un algodón una pequeña cantidad de agua micelar y esparcirla suavemente pro tu rostro limpio, de esta manera refrescarás tu dermis y la apreciarás mucho más tonificada.

5. Como humectante tanto facial como corporal y para prevenir el acné

El agua micelar es un producto perfecto para todo tipo de piel, y es que cuenta con cualidades que buscan y consiguen suplir las necesidades principales con las que cuenta cada una de ellas. Para las pieles grasas, logra remover la totalidad del sebo, previniendo la formación de acné, problema que suele encontrarse muy asociado a este tipo de dermis.

Pero esto no es todo, tanto en quienes cuentan con la piel seca como quienes simplemente necesitan cubrir las necesidades hídricas de su dermis esta sustancia también resulta un perfecto y gran aliado. Y es que el agua micelar cuenta entre sus propiedades principales con la capacidad de humectar profundamente la piel, algo que muchos consideran contrastante con su cualidad limpiadora y desmaquillante.

Esta capacidad de humectación se da gracias al alto contenido de agua desmineralizada y agua blanda que lo componen, estas sustancias tienen el poder de reintegrar a la piel parte del líquido que necesita.

El agua micelar es mucho más que una simple agua, si no sabes a qué nos referimos y realmente no tienes muy en claro qué es este producto, te invitamos a que vistes el siguiente tema Qué es y para qué sirve el agua micelar

6. Para limpiar las brochas e implementos de maquillaje

Siempre estamos preocupadas por lograr retirar de nuestra piel la totalidad de los productos que hemos aplicado en ella, por eso es normal que este tema sea el que más resalta y nos llama la atención, pero la verdad es que la limpieza que puede brindar el agua micelar llega a abarcar áreas que muchas veces llegamos a dejar de lado o restarle el valor que se merecen.

Y es que todas sabemos que al aplicar maquillaje debemos hacer uso de diversas herramientas, como brochas, esponjas y demás, las cuales tras un periodo de tiempo terminan reteniendo y acumulando residuos del producto aplicado, los cuales se endurecen y terminan inutilizando la herramienta. Por esta razón más allá de la limpieza de nuestro rostro, debemos tener mucho cuidado con la limpieza de estos implementos.

Muchas mujeres no sabes con qué productos se pueden valer para este fin, y por ello hoy les vamos a recomendar uno que probablemente no habían tenido en cuenta, el agua micelar. Y es que a lo largo de este artículo, hemos mencionado ya varias veces la increíble capacidad que tiene esta agua para eliminar suciedad y residuos, pero hasta este punto, solo habíamos tenido en cuenta para ello nuestra piel.

Sin llegar a considerar que su poder de adherencia y sustracción de contaminantes puede utilizarse con otros fines que si bien se alejan un poco de nuestro rostro, aún se mantienen en la misma área de interés, el maquillaje. Para lograrlo, simplemente debes colocar un poco de agua micelar en un vaso o donde tengas la costumbre de limpiar tus implementos de maquillaje, luego colocarlos en el interior del agua y esperar un tiempo de 5 minutos.

Cuando hayan transcurrido retira las brochas y procede a frotarlas suavemente sobre una superficie un poco rugosa, podrás notar como comienza a salir el agua y junto con ella todo rastro de maquillaje seco y acumulado. Para terminar simplemente enjuaga con agua corriente y seca como de costumbre. Con esta técnica podrás estar segura que las brochas van a quedar prácticamente como el día que las compraste.

7. Para corregir errores al maquillarte

Este truco es sin duda alguna uno de los favoritos de la mayoría, y por ende no podíamos dejar de incluirlo en nuestra lista de los 8 mejores posibles usos para el agua micelar. Y es que aunque parezca muy simple, esté basado y asemeje tanto a uno de los usos principales que tiene esta sustancia que es la remoción del maquillaje del rostro, sin duda se trata de un uso bastante diferente que puede servirte pasa salir de uno o dos apuros.

Y es que, sin duda alguna vez te ha pasado que mientras te maquillas y el rostro te está quedando perfecto, cometes un pequeño error que puede llegar a terminar arruinando todo el proceso si no tienes una manera de corregirlo sin la necesidad de tocar el resto de tu rostro, lo que hace que termines perdiendo tiempo, esfuerzo y gastando más maquillaje del que planeabas utilizar.

Una posible solución a eso que muchas aplicas es colocar en el espacio un poco del producto desmaquillante que usan con frecuencia, pero debemos recordar que la mayoría de ellos requiere de frotar o incluso de esperar a que seque o de retirarlo con agua, haciendo que sin necesidad aún sigas perdiendo más maquillaje del que abarca el error que has cometido.

Con el agua micelar la cosa es muy diferente, ya que como te mencionábamos en líneas anteriores, este producto tiene la gran ventaja de que extrae el maquillaje muy rápidamente, sin necesidad de frotar y más importante aún, se seca casi al instante, por lo que puedes centrarte en remover solo el espacio donde lo requieres.

Para lograrlo simplemente impregna un algodón o esponja desmaquillante con un poco de agua micelar, debes tener cuidado de que no quede goteando ya que al colocarlo en tu piel podría escurrir y terminar arruinando todo el trabajo. Luego, coloca el algodón en el lugar de interés y haz con él un pequeño movimiento circular hasta que el maquillaje salga totalmente para poder continuar con la aplicación.

8. Para limpiar la piel antes de retocar el protector solar

Todos tenemos claro que aplicar un buen protector solar es sumamente necesario cuando vamos a exponer la piel a un sol constante, pero este no ofrece una protección demasiado extensa por lo que se vuelve necesario realizar ciertos retoques a lo largo del día, volviendo a cubrir la piel para asegurar la mayor protección posible.

Pero, antes de colocar nuevamente esta sustancia, algunos expertos consideran que lo más adecuado es retirar todo rastro del protector anterior, ya que la superposición del mismo puede generar brotes e irritación, por lo que una buena opción es frotar la piel con un poco de agua micelar, así retiras todo lo que pueda ser una obstrucción y asegurar una piel bastante limpia, que es justamente la manera adecuada de colocar el protector solar.

¿Te ha gustado este artículo? Te sugerimos continuar con tu lectura en: ¿Agua micelar antes o después del jabón?

Comentarios desactivados en Cómo usar el agua micelar: 8 formas diferentes